Divorcio exprés: el proceso de separación más rápido y efectivo

Es una de las modalidades de divorcio más utilizadas en la actualidad, sabiendo que, con ella, se rompe definitivamente la relación conyugal, de manera rápida y efectiva, teniendo en cuenta que, para poder iniciar este proceso, es esencial contar con profesionales del sector y además, cumplir una serie de requisitos.

Aunque se suele decir que el matrimonio es para toda la vida, lo cierto es que la teoría no siempre se pone en práctica, puesto que, en muchas ocasiones, las parejas deciden romper sus lazos conyugales al presentarse ciertos problemas o situaciones irreconciliables. Es en ese momento cuando se habla de divorcio, teniendo en cuenta que, en la actualidad en España, existen varios tipos.



Por supuesto, se trata de un proceso que no es plato de buen gusto para nadie, si bien, se puede hacer todo mucho más llevadero y amigable si se cuenta con expertos profesionales en el tema. Así, aunque en el país se puede elegir entre diversos tipos de trámites, lo cierto es que, para hacer del proceso algo rápido, sencillo y poco doloroso, la mejor opción según los especialistas en este terreno es decantarse por el divorcio express.

También conocido como divorcio de mutuo acuerdo, la principal diferencia con los otros tipos de procesos es que, en este caso, ambos cónyuges han acordado la separación y han establecido una serie de acuerdos para que el divorcio sea lo más cómodo y rápido posible.

Si bien, para que el trámite se lleve a cabo de la mejor manera, es muy importante contratar los servicios de abogados expertos en este terreno, sabiendo que deben manejar a la perfección todo lo relacionado con el Derecho de familia. 

¿Cómo es el proceso?

Como ya se ha mencionado, un divorcio exprés es un proceso que se tramita de forma mucho más rápida que los divorcios por lo contencioso. Para ello, lo principal que hay que tener en cuenta es que los dos cónyuges estén de acuerdo en iniciar la separación. Una vez tomada esta decisión, se debe presentar la demanda de divorcio en el juzgado y, posteriormente, ambos ratificar ante el juez su conformidad.

Después de realizar estos pasos, el juez será el encargado de dictar la sentencia, además de estimar adecuadamente la propuesta del convenio regulador. Dicho convenio juega un papel protagonista, ya que será el documento oficial en el que se establezcan todos los acuerdos a los que han llegado los cónyuges.

Para hacerse una idea de la importancia de este documento, en el convenio se contemplan medidas tales como la custodia de los hijos, pensión alimenticia, liquidación del régimen económico o incluso la atribución de la vivienda familiar, entre otras cosas.

Tras finalizar exitosamente el proceso y cuando los cónyuges reciben la sentencia de divorcio definitiva, ambos deben inscribirse de nuevo en el Registro Civil, con su nueva situación.

Principales requisitos para el divorcio exprés

Aunque en España el divorcio es un proceso que está al alcance de todos, es importante tener en cuenta que no cualquier matrimonio puede llevarlo a cabo, ya que para iniciarlo, es esencial cumplir una serie de requisitos.

De esta forma, lo más importante como ya se ha dicho es que ambos cónyuges demuestren que están de acuerdo con la decisión tomada. 

También hay que decir que el divorcio exprés no se puede iniciar si no han pasado, al menos, tres meses desde el matrimonio. Si bien es cierto, esta regla tiene excepciones en los casos que puedan existir riesgos para la vida de alguno de los cónyuges o peligre la integridad física de algún miembro del núcleo familiar.

Y por supuesto, otro punto esencial a tener en cuenta es la redacción, con el consentimiento de ambas partes, del convenio regulador, sabiendo que este paso lo debe hacer un especialista en esta área, ya que aquí es donde se recoge cómo será la nueva situación de cada uno de los cónyuges.