¿Cuáles son las razones y delitos por los que Pablo Hasel entra ahora en prisión?

El rapero Pablo Hasel ha sido finalmente detenido durante la madrugada de este martes en el rectorado de la Universidad de Lleida, donde se había encerrado para dificultar su detención.

Los mossos han dado cumplimiento a la orden de detener a Hasel para ingresarlo en prisión, a fin de cumplir una condena de nueve meses de prisión por delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias a la Corona.



El rapero cumplirá así con una condena que ya había sido rebajada, y después de que otra condena le hubiera sido suspendida. Las siguientes que destaca 20 Minutos son las claves del historial judicial tras el arresto de Hasel.

Primera condena: enaltecimiento del terrorismo
En abril de 2014, la Audiencia Nacional condenó a Hasel (cuyo verdadero nombre es Pablo Rivadulla) fue condenado a dos años de cárcel por enaltecimiento del terrorismo (artículo 578 del Código Penal). El delito tuvo su origen en unas canciones subidas a YouTube en las que hablaba del terrorismo de ETA, los Grapo, Terra Lliure o Al Qaeda.

Algunas de las rimas que vertió en esas canciones fueron las siguientes:

-«¡Merece que explote el coche de Patxi López!».

-«Es un error no escuchar lo que canto, como Terra Lliure dejando vivo a Losantos».

– «Los Grapo eran defensa propia ante el imperialismo y su crimen».

-«Quienes manejan los hilos merecen mil kilos de amonal».

-«Pienso en balas que nucas de jueces nazis alcancen»

Los magistrados descartaron que estas manifestaciones estuvieran amparadas por el derecho a la libertad de expresión, ya que en ellas «late de una manera patente el discurso del odio».

«No es admisible en el ámbito de la libertad de expresión incitar a la violencia, o realizar un discurso de odio», argumentaron los jueces, «como es la alabanza o justificación de acciones terroristas y el deseo de nuevas actuaciones de los grupos terroristas».

Condena suspendida
Posteriormente, en septiembre de 2019, la Audiencia Nacional suspendió la ejecución de esta sentencia durante tres años. La Fiscalía no se opuso a ello al considerar que Hasel cumplía con los requisitos para recibir este beneficio: la condena no superaba los dos años y al momento de los hechos (2014) no tenía otros antecedentes penales.

El auto, sin embargo, apercibía al rapero de que si volvía a delinquir «se procederá, sin más trámite, a ejecutar la pena en su día impuesta».

En el momento de suspender esta pena, Hasel ya había sido condenado por segunda vez. Sin embargo, la Audiencia no lo tomó en cuenta porque en ese momento esa segunda sentencia no era aún firme.

Segundo juicio: enaltecimiento e injurias
Y es que en marzo de 2018 la Audiencia Nacional volvió a condenar al rapero por enaltecimiento del terrorismo, que en esta ocasión también concurrió con injurias a la Corona y a a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. La sentencia incluyó una multa de 24.300 euros.

Esta pena fue rebajada posteriormente por el Tribunal Supremo a nueve meses de prisión y multas. La razón de esta disminución en la condena fue que varios de los mensajes de Hasel se referían a ETA y a los Grapo, bandas criminales que ya no estaban en activo y llevaban «un tiempo importante sin realizar acciones terroristas».

En esta ocasión, el origen fue una serie de más de 60 tuits entre 2014 y 2018 en los que Hasel hablaba de esos grupos terroristas, de la Corona y de la actuación de las fuerzas de seguridad. Entre ellos (el mismo Hasel se encargó de retuitearlos después) estaban los siguientes mensajes:

-La familia real son unos parásitos.

-La monarquía tiene negocios criminales como el tráfico de armas a Arabia Saudí.

-La monarquía vive a todo lujo a costa de la explotación y miseria ajena.

-La Guardia Civil, como hasta el tribunal europeo ha dicho, ha torturado.

En concreto, según reporta el portal Noticias Jurídicas, la condena del Supremo fue: Enaltecimiento del terrorismo, con la agravante de reincidencia: 9 meses y 1 día de prisión y una multa de 168 días, con cuota diaria de 30 euros; injurias y calumnias contra la Corona, pena de 12 meses de multa con una cuota diaria de 30 euros; injurias y calumnias contra las Instituciones del Estado, pena de 15 meses de multa.

Los magistrados hicieron notar que el perfil de Twitter del rapero tenía en esos momentos 54.000 seguidores. Como en la primera condena, descartaron proteger esas manifestaciones con el derecho a la libertad de expresión. «El ejercicio de la libertad de expresión y opinión cuenta con algunas barreras», explicaron en la sentencia. «O por decirlo con fórmula más afortunada, está condicionado por otros derechos y exigencias constitucionales».

Sobre las injurias a la Corona, la sentencia señala que el hecho de que el Rey sea una figura neutral no lo obliga a «aceptar la emisión pública de injurias y calumnias vertidas con publicidad con un amplio público que pueda visualizarlas».

Los tuits, consideraron, supusieron «un ataque personal y directo a la Casa Real y a sus miembros de modo despiadado».

Es por esta condena por la que Hasel entra ahora en prisión, al ser ya una sentencia firme. El rapero recurrió al Constitucional, que en noviembre no admitió ese recurso al considerar que no había argumentado suficientemente la «especial trascendencia constitucional». Y es que ese tribunal solo examina casos en los que se considere que hay una oposición de las leyes al orden constitucional.

Condena por agresiones

No es la única condena que ha recibido el leridano. El verano del año pasado, un juez lo condenó a seis meses de cárcel por agredir a un periodista de TV3 en una rueda de prensa en el rectorado la Universidad de Lleida.

El juez consideró probado que Hasel empujó, insultó y roció con un líquido de limpieza al periodista. Además de la pena de prisión, le obligó a indemnizarlo con 12.150 euros. La condena aún no es firme.

In this article



Restaurante Belga La Brasserie

Abrimos nuestra terraza con todas las medidas de seguridad.

avda. Antonio Tore Tore, 16, 29740 Torre del Mar

Restaurante Belga La Brasserie

Abrimos nuestra terraza con todas las medidas de seguridad.

avda. Antonio Tore Tore, 16, 29740 Torre del Mar