Consejos y recomendaciones para regular el colesterol alto en las personas mayores según Beeping

El nivel de colesterol elevado constituye un indicativo en la sangre que denota una acumulación peligrosa de esta sustancia en las paredes de las arterias, lo cual puede originar la interrupción del flujo sanguíneo de manera óptima, además de complicaciones de salud.

Los niveles de grasa en sangre se miden a través de dos marcadores, por un lado el colesterol bueno o HDL, definido como una lipoproteína de alta densidad, la cual permite el movimiento de la sustancia por el organismo; por otro lado está el colesterol malo o LDL, definido como una lipoproteína de baja densidad, que se acumula de manera inadecuada en las arterias cuando la proporción es alta.



La edad es un factor de riesgo para la elevación de los niveles de colesterol en sangre, ya que la regulación de dicho valor es más difícil a medida que el anciano envejece, en vista de que descienden los niveles de grasa y esto trae como consecuencia la disminución de los marcadores de colesterol bueno, incrementando a su vez los niveles de colesterol malo, además de los padecimientos correspondientes a ciertas afecciones y patologías, así como la ingesta de ciertos medicamentos, los cuales  pueden desencadenar en la subida de dicho valor.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el anciano al presentar niveles de colesterol alto?

Por lo general, los valores altos de colesterol no presentan sintomatología, sin embargo, los riesgos de presentar colesterol alto en las personas mayores son los siguientes:

  • Reducción del flujo sanguíneo a través de las arterias (arterioesclerosis).
  • Problemas cardiovasculares asociados con riesgo de infarto de miocardio.
  • Cefaleas tensionales.
  • Mareos.
  • Hinchazón de las extremidades.

¿Cómo regular el colesterol alto en las personas mayores?

Los niveles óptimos de colesterol total en sangre deben rondar los valores comprendidos entre 125 a 200 mg/dL, por lo que una cifra más elevada puede constituir un riesgo para la salud. 

Para estos casos se recomienda:

  • Realización de actividad física, ya que el ejercicio funciona como un regulador natural de los niveles de dicha sustancia, contribuyendo a la reducción del colesterol malo y elevando el bueno.
  • Incluir una dieta saludable y equilibrada, limitando en la medida de lo posible: los carbohidratos, los azúcares, las grasas saturadas y transaturadas provenientes de alimentos procesados y comida chatarra, incluyendo principalmente grasas insaturadas como las que se encuentran en aceites vegetales, además de introducir alimentos ricos en fibra, como avena.
  • Mantener un peso ideal, ya que de esta manera, se contribuye al mantenimiento de los niveles de colesterol bueno en sangre.
  • Evitar la práctica del tabaquismo, ya que el hábito de fumar contribuye a la reducción del colesterol bueno, favoreciendo de esta manera al aumento del colesterol malo.
  • Evitar el consumo de alcohol, ya que puede contribuir al aumento de peso, y por ende, a elevar los niveles de colesterol malo en la sangre.
  • Considerar el historial genético, como medida preventiva, ya que existen factores hereditarios que pueden determinar la producción de los valores de colesterol de forma natural.
  • Buscar apoyo en las empresas que ofrecen el servicio de cuidadores de ancianos a domicilio como Beeping, las cuales cuentan con personal ampliamente cualificado, que puede ayudar no solo a realizar la actividad física moderada que requiera el anciano según las recomendaciones del médico, sino además, puede facilitar la elaboración de la dieta específica, la cual estará basada en la preparación de alimentos saludables, bajos en grasas y ricos en fibra.

¿Qué hacer si aún cumpliendo con los consejos y recomendaciones, el valor del colesterol sigue estando alto?

En principio, lo ideal consiste en realizar una prueba de sangre para verificar los niveles de dicho valor una vez se hayan cumplido las pautas y recomendaciones descritas. Sin embargo, en caso de no funcionar, el médico recetará algunos medicamentos y fármacos especiales que permitirán bajar los niveles elevados de esta sustancia en el organismo, hasta llegar a niveles aceptables, que reduzcan los riesgos y permitan mejorar la calidad de vida del anciano.



Rincón de la Victoria

Lleno de vida

Plaza Al-Andalus, 1 * 29730 Teléfono: 952 402 300

Rincón de la Victoria

Lleno de vida

Plaza Al-Andalus, 1 * 29730 Teléfono: 952 402 300