Agentes de la Policía Local salvan la vida de una bebé que se había atragantado con un plástico

Los agentes le realizaron a la bebé de ocho meses la maniobra de Heimlich para lactantes.

Policías Locales de Málaga han salvado la vida de una bebé de ocho meses tras comprobar que se estaba atragantando con un plástico. Los agentes le hicieron expulsar a la pequeña el plástico con la maniobra de Heimlich, según informa SUR.



Los hechos tuvieron lugar sobre las 11:15 horas de la mañana de este jueves 20 de agosto, en un domicilio sito en calle Ebro, en la barriada La Palma, desde donde una mujer telefoneó a la Sala 092 de la Policía Local de Málaga alertando de que el bebé de su vecina no podía respirar.

Dos unidades de la Policía Local de Málaga se personaron en el lugar y se encontraron con la madre de la niña que la llevaba en brazos. La pequeña estaba ya amoratada y respiraba con mucha dificultad. Los agentes decidieron hacerle la maniobra de Heimlich para lactantes con la que, tras varios intentos, lograron desobstruir las vías de la pequeña, que reaccionó expulsando un plástico que tenía en la boca así como varias bocanadas de leche, tras lo que rompió a llorar.

Los agentes, al ver que la pequeña aún respiraba con cierta dificultad, decidieron trasladar a la niña y a su madre al Hospital Materno Infantil. Ya en el centro hospitalario la bebé fue estabilizada por el personal médico, quienes informaron, apunta la nota, de que la maniobra realizada por el agente resultó decisiva para el buen desenlace final de los hechos. La pequeña Retaj Alia quedó ingresada en el hospital en compañía de sus padres.

Maniobra de Heimlich en lactantes

La maniobra de Heimlich en lactantes consiste, a grandes rasgos, en alternar cinco palmadas en la espalda con cinco compresiones en el pecho aplicadas con dos dedos, trazando una línea imaginaria entre las tetillas del bebé, hasta que el objeto sea expulsado y el bebé pueda respirar, toser o llorar.

In this article



Bar Tulum Beach

Cerrado para frenar el coronavirus. Nosotros también nos quedamos en casa

Paseo de Nuestra Señora del Carmen, 153, Rincón de la Victoria