Acusan a un joven en Málaga de violar y acosar a su novia menor de edad

El Ministerio Público indica que cuando quedó embarazada, la víctima decidió finalizar la relación. Fue entonces cuando comenzaron los episodios de acoso hacia ella y su madre. 

La Fiscalía de Málaga ha relatado los hechos que vivió una joven cuando solo tenía 12 años por parte de su entonces pareja, de 21 años. Según recoge SUR, fue maltratada, vejada y violada. Cuando quedó embarazada y decidió finalizar la relación porque su agresor no quería hacerse cargo del bebé, comenzó a acosarla a ella y a su madre.



La relación comenzó en verano de 2010. La Fiscalía afirma que mantuvieron relaciones sexuales cuando ella tenía 12 años en el coche de él en Alhaurín de la Torre. Indican que algunas fueron consentidas, aunque la joven no había llegado aún al límite legal del consentimiento para mantener relaciones sexuales, que el Código Penal fijó, tras su última reforma de 2015, en 16 años.

Además, la Fiscalía relata que fue violada, al menos, cuatro veces, casi siempre en la casa del procesado en Churriana, «llegando ella a quedarse embarazada en abril de 2015, cuando tenía 16 años».

Según SUR, en verano de ese año, la joven decidió romper la relación porque él no se quería hacer cargo del bebé y es cuando comienza los episodios de acoso, llegando a hacerle tocamientos en la playa de Guadalmar, a los que ella se opuso. También acudía a los lugares que ella frecuentaba, como el gimnasio, pidiéndole volver, lo que hizo que la joven dejara de salir sola a la calle por miedo.

En septiembre de 2015, decide denunciarlo porque tenía miedo por ella y por su familia, ya que su madre fue sorprendida por el acusado cuando iba de camino al colegio con su hermano. La zarandeó y le gritó que quería estar con su hija.

El Ministerio Público acusa al procesado de agresión sexual de carácter continuado, abuso sexual, maltrato, coacciones, acoso, vejaciones y lesiones, siendo los dos últimos, según su calificación, de carácter leve.

Con respecto a los dos primeros, el fiscal establece que concurre la circunstancia agravante de parentesco, por lo que solicita a los magistrados de la Audiencia Provincial de Málaga que juzgarán este caso que le impongan al acusado una pena de 21 años y medio de prisión. También pide que se le condene a 30 días de localización permanente, al pago de una multa de 720 euros y que se le prohíba acercarse y comunicarse con su exnovia durante 26 años. Si se cumplen las indicaciones del Ministerio Público, tampoco podrá estar cerca de la madre de la joven durante seis meses y tendrá que indemnizarla con 90 euros y con 8.000 a su expareja.

In this article



Taxi 30

Servicio de taxi 24 horas

Reservas llamando al 646 611 671