Vídeo: Muere el cantautor mexicano Armando Manzanero

El cantante, de 85 años, llevaba varios días intubado en un hospital a causa de la covid.

El cantautor mexicano Armando Manzanero, conocido como el rey del romanticismo, ha fallecido este lunes a causa de la covid tras permanecer varios días intubado en un hospital, confirmó la secretaria de Cultura de México, Alejandra Frausto. El artista había sido ingresado el 17 de diciembre tras dar positivo al nuevo coronavirus y presentar tos y baja oxigenación. Seis días después fue intubado para recibir soporte de ventilación mecánica «con pleno consentimiento», según informes de sus agentes.



«Con mucho dolor lamento la muerte del maestro Armando Manzanero, uno de los más grandes compositores de México, sus canciones son parte definitiva de la educación sentimental de los mexicanos. Generoso y sonriente, siempre comprometido con la cultura. Gracias por tanto», ha lamentado la secretaria de Cultura, en un mensaje publicado en Twitter.

El presidente Andrés Manuel López Obrador, anunció durante su habitual rueda de prensa matinal: «Es algo muy triste, Don Armando Manzanero, un gran compositor, de lo mejor del país, además un hombre sensible también en lo social. Lamento mucho su fallecimiento». Tras poner un video de Manzanero interpretando ‘Adoro’, López Obrador adelantó el final de su conferencia visiblemente conmovido.

Armando Manzanero escribió más de cuatrocientas canciones, de las cuales más de cincuenta han alcanzado fama internacional, como ‘Somos novios’, ‘Esta tarde vi llover’ y ‘Contigo aprendí’. Muchas de esas canciones fueron interpretadas por grandes de la música como Frank Sinatra, Elvis Presley, Dionne Warwick o Tony Bennett.

Nacido el 7 de diciembre de 1935 en Mérida, Yucatán (México), no acabó el bachillerato, pero estudió música desde los 8 años y trabajo desde los 12. Estudio música en la Academia de Bellas Artes de su ciudad y comenzó a trabajar como pianista en 1957. Se casó cuatro veces y tuvo siete hijos y una decena de nietos.

A Manzanero gustaba de la buena comida (en la cuarentena también se dedicó a cocinar), el cine, el circo y el buen sentido del humor. Aunada a su incansable labor artística, realizó un arduo trabajo en defensa de las leyes de protección a los derechos de autor a través de la Sociedad de Autores y Compositores de México (SACM), que presidió desde 2010.

En su carrera realizó 30 álbunes en solitario o junto a otros artistas. Ese esfuerzo fue recompensado con dos premios Grammy, uno a toda su carrera en 2014 -fue el primer mexicano en recibirlo-, galardón que ya había recibido en 2001 por el disco ‘Duetos’ junto a otros artistas. El pasado mes de octubre recibió el reconocimiento a su carrera en los Premios Billboard de la música latina.

Boleros y amor

En los últimos años confesaba que su premio más importante es el haber logrado trascender de generación, «permanecer en contacto con la juventud», de hecho no dudó en grabar duetos con artistas como Alejandro Sanz, Malú, Sole Giménez (Presuntos Implicados), Teo Cardalda (Cómplices), La Barbería del Sur, Miguel Bosé y Ariel Roth, Café Quijano, Lolita, Rafa Sánchez (La Unión), Luis Miguel o Pancho Céspedes

El veterano compositor y pianista de Pedro Vargas, Lucho Gatica y Raphael, decía que dormía poco, «no me puedo quedar en casa mucho tiempo, por eso estoy siempre componiendo, que es lo que más me gusta junto a la producción». Según matizaba, siempre hallaba la inspiración «en la musa que vive en mi bolsillo».

Sobre sus canciones, Manzanero aseguraba que la música romántica «es como el pan, un producto necesario. No importa que se ponga de moda la comida china o la rusa, el pan siempre estará acompañando, pues lo mismo la música romántica, que es necesaria para que los jóvenes hablen del amor«.

«El bolero es un canto de amor, una confesión en la que se deja patente la necesidad de conectar con alguien sentimentalmente«, aseguraba el maestro. »Y no hablo sólo de ser romántico con mi esposa, también con mis amigos, colaboradores y mi perro«, añadía.

Manzanero estaba preocupado por lo que consideraba un «monstruo de siete cabezas», la piratería, «el principal problema de la música porque no hay respeto a los derechos de autor y, aunque está castigada con la cárcel, no se aplica nunca«. No le importaba, sin embargo, los grupos y artistas creados con la única intención de vender el mayor número de copias posibles »porque el todo vale sólo te da dinero rápido una vez, no tiene nada que ver con tener un catálogo, con los temas que perduran toda la vida«.

In this article

Restaurante Belga La Brasserie

Abrimos nuestra terraza con todas las medidas de seguridad.

avda. Antonio Tore Tore, 16, 29740 Torre del Mar