Un nuevo recorte al regadío de la Axarquía impuesto por la Junta causa alarma en el sector tropical

Las organizaciones agrarias y los regantes comenzarán a movilizarse para exigir medidas ante la sequía

La Junta de Andalucía ha impuesto un segundo recorte en la dotación para el regadío en la Axarquía desde el comienzo del año hidrológico (1 de octubre de 2019 a 30 de septiembre de 2020), según Diario Sur. La restricción ha provocado la alarma en todos los sectores productivos de la campo en la comarca y de manera especial en el sector tropical, que ve peligrar sus explotaciones y que incluso teme la posible pérdida de árboles.



La medida  ha sido comunicada por carta a las diferentes comunidades de regantes de la comarca sin que previamente hayan sido reunidas para analizar la situación de la reservas hídricas en el sistema, que era lo habitual hasta la fecha. Esta supone pasar de los 3.003 metros cúbicos por hectárea y año fijados al inicio del año hidrológico durante los meses de noviembre, diciembre y enero a apenas 2.200 metros cúbicos por hectárea y año durante el próximo trimestre (febrero, marzo y abril), según informan las comunidades.

Además con la advertencia de que se controlarán los consumos mensuales y que el volumen que puedan ahorrar las diferentes comunidades de regantes no se podrán guardar para consumir en otros momento, sino que quedarán a disposición de Dirección General de Planificación, que decidirá su destino en función de como vaya discurriendo el año hidrológico. Se trata por tanto de una rebaja de algo más del 25 por ciento sobre el recorte ya aplicado en noviembre, que también fue del 25%.

La reacción de las comunidades no se ha hecho de rogar. Regantes y organizaciones agrarias han acordado elaborar un calendario de movilizaciones para exigir a la Administración andaluza la adopción de medidas contra la sequía, toda al ver que ninguna de la actuaciones previstas hasta la fecha se ha hecho efectiva hasta la fecha (uso de aguas regeneradas, conexión del abastecimiento de la Costa del Sol occidental con la oriental y el suministro de los pozos del río Chillar al sistema de suministro urbano de la comarca).

Los regantes aseguran que el nuevo recorte deja a las explotaciones bajo mínimo, tanto que ya hay comunidades que han consumido toda el agua que les correspondía en febrero y a las que se le ha cortado por completo el suministro hasta que comience el mes de marzo. El temor de los productores de tropicales es lo que pueda pasar en los meses de verano, que es cuando más cantidad de agua necesitan los árboles debido al calor, ya que se corre el riesgo de que haya árboles se puedan secar si no hay agua suficiente para regar.

En este artículo



Freiduría Tapería La Cañita

Cerrado para frenar el coronavirus. Nosotros también nos quedamos en casa

{

Freiduría Tapería La Cañita

Cerrado para frenar el coronavirus. Nosotros también nos quedamos en casa

{