Tres jóvenes violan a sus hermanas y su padre lo consiente: tenían las «hormonas revolucionadas»

Durante seis años, tres hombres llamados James Keene (29), Elijah Keene (27) y Josiah Keene (20) violaron presuntamente a sus tres hermanas menores de edad bajo la supervisión del progenitor, que no hizo nada por evitar lo que estaba ocurriendo en la vivienda de Milwaukee.

James Keene, Elijah Keene y Josiah Keene han sido acusados de ocho cargos de abuso sexual infantil. Su padre, Brian Keene, de 62 años, tiene cuatro cargos por no hacer nada por evitarlo y otros cuatro por tener a sus hijos en condiciones infrahumanas, tal y como informa el portal web Oxygen.



La policía dijo que James, Elijah y Josiah habían violado repetidas veces a tres de sus hermanas menores durante años. Le dijeron a la policía que los hermanos se masturbaban abiertamente en su presencia, los obligaban a practicar sexo oral y, a veces, intentaban la penetración vaginal.

Los hermanos a menudo entraban en las habitaciones de sus hermanas en medio de la noche mientras dormían, decía la queja.

El padre, Brian, culpó del abuso a las «hormonas revolucionadas» de sus hijos. Sospechaba que estaban ocurriendo agresiones pero no actuó para detenerlo, según la denuncia penal.
El abuso comenzó hace unos seis años, dijeron los investigadores, cuando la madre abandonó el hogar familiar.

El estado del hogar donde ocurrieron las presuntas agresiones sexuales, dijo la policía, fue horrible. En la denuncia penal, los investigadores pintaron una imagen horrenda de las condiciones de vida de la familia en el sur de Milwaukee.

Las autoridades describieron una guarida disfuncional de mugre y basura que estaba «llena de tierra», olía como una «alcantarilla» y, según informes, fue invadida por ratones y plagas. Había moho, alambres expuestos y «clavos que sobresalen en el piso de la cocina». Los niños le dijeron a las autoridades que el padre orinaba en botellas de plástico y usaba un inodoro improvisado con arena para gatos en el garaje, que obligó a sus hijos a limpiar.

Finalmente, los niños se vieron obligados a huir debido a las condiciones «inseguras». Cuando el padre informó que habían desaparecido, la policía investigó y se enteró del abuso crónico.
Elijah, confesó el abuso durante las entrevistas con la policía. Le dijo a la policía que comenzó a agredir sexualmente a sus hermanas «por accidente» cuando tenía 12 o 13 años, pero que el abuso había terminado hace aproximadamente un año y medio.

«Afirmó que al principio no se dio cuenta de que lo que estaba haciendo era tener relaciones sexuales», dijo la denuncia penal.

«Intentó detenerse, pero para ese momento ya era adicto», dijo la policía.

Los Keenes comparecerán en la corte del condado de Milwaukee para una audiencia preliminar el 23 de abril. Los tres hermanos, James, Elijah y Josiah, enfrentarán un total máximo de 380 años en prisión si son condenados por todos los cargos. Su padre, Brian, podría ser sentenciado a 93 años y medio de prisión si es declarado culpable de todos los cargos.

En este artículo



Grafitto Desarrollo Web

Si quieres que tu web venda, habla con nosotros

Calle Alfredo Krauss, Vélez-Málaga

Grafitto Desarrollo Web

Si quieres que tu web venda, habla con nosotros

Calle Alfredo Krauss, Vélez-Málaga