Ruleta online: casinos donde jugar puede ser gratis

El juego de la ruleta ha sido por muchísimos años uno de los juegos más famosos. Todo el garbo y diversión que caracteriza este juego de casino se puede encontrar en los juegos de ruleta sin apostar. A la vez de practicar, ensayar tus apuestas y pasar un rato sumamente entretenido jugando online gratis.

La predilección por el juego de la ruleta se debe a muchos factores. Representa el glamur de los casinos, tiene una exitosa historia, es un juego sencillo con reglas muy claras y es posible aplicar una serie de estrategias de apuestas con bases probabilísticas sencillas. En su modalidad online es muy divertida, además de las diversas opciones que presenta. Incluso es posible jugar con un crupier en vivo.



Desde su creación la ruleta ha tenido un atractivo mágico, pero también la intención de hacerse de jugosos dividendos. A pesar de ser un juego transparente, donde todas las piezas están a la vista, muchos jugadores han querido hacer trampas y manipular ilegalmente el juego o encontrar su falla para ganar. Una historia interesante y simpática es la de los Pelayo. Esta familia española identificaba las tendencias de las ruletas en los casinos y luego apostaban. Sus ganancias fueron considerables.

Referencias sobre la historia de la ruleta

Los antecedentes de la ruleta se remontan a Francia, la mayoría de los autores coinciden en que fue creada por un genio matemático, físico, teólogo y científico llamado Blaise Pascal en el siglo XVII. Se supone que Pascal pretendía lograr un movimiento perpetuo con su rueda giratoria. El objetivo fracasó, pero en su lugar dio origen a la ruleta.

Las referencias históricas más tempranas de su nombre “roulette” (pequeña rueda en francés) se remontan a 1716 en el Hôtel de Soissons (París) haciendo alusión a una rueda giratoria con casillas. En documentos que datan de 1745 Jorge II de Inglaterra firmó una ley de prohibición en la que se menciona el juego de RolyPoly o roulet.  También en 1758 hay una ordenanza en Quebec, en las que se prohibía los juegos: oca, dados, faro y ruleta.

La más certera evidencia demuestra que en París en 1796 se jugaba a la ruleta. La novela francesa La Roulette, histoired’unplayer Jacques Lablée hace referencia a un juego, que se practicaba en El Palacio Real en París en esa fecha. Lablée describe exactamente al juego, 36 números y las dos casillas de 0 y 00 que fueron agregadas para dar ventaja a la casa.

La promoción de los hermanos Blanc

El mayor impulso dado a la ruleta fue a instancias del genio empresarial de los Hermanos Blanc. Su éxito fue tal, que rumoraba que habían hecho un pacto con el diablo y que en esa transacción habían obtenido los secretos de la ruleta. La historia se aderezaba, con el argumento de que al sumar los 36 números de la ruleta se obtenía el número de la bestia “666”. Sin embargo, los números ya existían en la ruleta original, por lo que no lo determinaron Francois y Louis.

Lo que sí hicieron los hermanos Blanc fue una estrategia promocional. Estos hermanos estaban dotados de una gran inventiva y desde muy jóvenes salieron a triunfar en el mundo de los juegos de azar. La genialidad fue eliminar el 00, dejando solo el 0 como ventaja de la casa. De esta manera el jugador se sentía más atraído a apostar, ya que sus probabilidades de ganar aumentaban.

Otra circunstancia fue que, debido a la ilegalidad del juego en París, este era jugado solo en garitas clandestinas, por lo que los hermanos migraron en busca de mejores escenarios y oportunidades. Se establecieron en la ciudad alemana de Hesse-Homburg, donde obtuvieron una concesión por 30 años. El desarrollo innovador que ejecutaron los hermanos Blanc fue crear un emporio turístico, cuyo centro fuese el casino.

Caminos de progreso

Estos visionarios, crearon un centro con hoteles, salones de baile, restaurant, balnearios y hermosos jardines, donde promocionaron la ruleta de un solo 0. Con la inversión de otros empresarios, este desarrollo, que se convirtió en un enorme atractivo para los jugadores de los sectores más adinerados, fue todo un éxito. Era legal jugar en un lugar fastuoso y pleno de diversión.

Este concepto fue implementado con creces por FrancoiseBlanc, en Montecarlo en 1860.Carlos III de Mónaco le dio la concesión y dictaminó la legalidad del juego en la región. Su magnificencia fue tal, que el principado de Mónaco se convirtió en una icónica ciudad de juego, precedente de subsiguientes desarrollos.

Los progresos contemporáneos trajeron cambios en los sitios para jugar a la ruleta. Un mundo más diversificado e inclusivo dio paso a tecnologías de mayor acceso y conexión, jugar a la ruleta online es vincularse a las nuevas formas de diversión de los nuevos tiempos, incluso puede ser gratis.



Jordi Mesón Tapas

El restaurante más premiado de Torre del Mar con gran reconocimiento de sus clientes

calle Azucarera, 6, Torre del Mar