PP y Cs inician contactos para pactar en Andalucía: gobierno o investidura, influencia de Vox y un posible bloqueo

Sánchez ve “más probable” el “consorcio de derechas” que la repetición de elecciones en Andalucía.

El PSOE fue la fuerza más votada en las elecciones autonómicas en Andalucía. En cambio, lo tiene muy complicado para gobernar. En ese escenario, el foco se sitúa sobre la segunda y la tercera fuerza. PP y Ciudadanos iniciaron este martes las conversaciones para alcanzar lo que puede calificar como el pacto “del cambio”.

Los candidatos de ambas formaciones, Juan Manuel Moreno y Juan Marín, se reunieron en Sevilla acompañados de los secretarios generales, Teodoro García Egea y José Manuel Villegas. En el primer encuentro el contenido fue meramente programático, tal como anunciaron desde Génova el lunes. El objetivo, encontrar puntos y propuestas en común entre ambos partidos.

Marín aseguró después de la reunión que por el momento “no importan los nombres” y que no descarta “ningún escenario” porque las conversaciones “están empezando”. Este miércoles se constituirá un grupo de trabajo con miembros de ambas formaciones para avanzar. Por su parte, Moreno concretó que ambos partidos tienen que saber “por qué queremos gobernar Andalucía”. Volverán a reunirse el próximo día 17.

Con Moreno tomando ventaja para presidir la Junta, quedan por resolver algunas incóginitas alrededor del acuerdo:

De gobierno o de investidura

Es la primera duda que asalta. Una vez que Moreno tiene ventaja sobre Marín para presidir Andalucía, cabe preguntarse qué tipo de acuerdo alcanzarán. Hay básicamente dos opciones: que sea un acuerdo de gobierno o que se reduzca solamente a la investidura. Lo segundo fue lo que sucedió en la legislatura anterior, cuando la formación liberal dio su apoyo a Susana Díaz, pero sin entrar en el Ejecutivo.

En este caso, entra en juego también que Cs pueda formar parte de un Gobierno liderado por los populares. Juanma Moreno sería el líder del Ejecutivo, pero se abre la posibilidad de que el propio Marín asuma la vicepresidencia y ambas formaciones se repartan las consejerías. Una coalición puede ser una opción realista si tenemos en cuenta que son solo cinco los escaños que separan a ambos partidos. Además, ninguna de las dos direcciones descartan alcanzar este tipo de acuerdo.

Medidas en común

Supresión de impuestos, especialmente el de sucesiones. Esa es la medida de mayor consenso entre PP y Ciudadanos. La línea a seguir en el primer contacto ha sido ese: encontrar puntos en común en los programas. Además, coinciden en la necesidad de revisar las cuentas públicas y realizar una auditoría. Coloquialmente se han referido a esto como “levantar las alfombras y abrir las ventanas”, una expresión muy recurrente durante la campaña.

Otra de las claves es la situación de Canal Sur. Los dos partidos coinciden en la necesidad de examinar la viabilidad de radiotelevisión autonómica. Vox es partidario de su cierre, pero está blindada en el Estatuto de Autonomía. Con esto, la idea es examinar sus cuentas y si es necesario pactar un cambio de formato, o bien los cambios concretos que se hagan necesarios.

Influencia de Vox

¿Y qué hará Vox? El primer escenario que se manejó después de las elecciones fue un pacto a tres incluyendo a la formación de Santiago Abascal. Pero eso ha quedado, al menos de momento, aparcado. Tanto PP como Ciudadanos dan prioridad a las negociaciones entre ellos; es más, dan por hecho el apoyo de Vox aunque sea desde fuera.

El candidato de Vox, Francisco Serrano, se sumó a las palabras de Abascal y aseguró que ellos no iban a ser “un obstáculo para echar a la izquierda”. En este sentido, sumar los doce escaños que tienen supondría una mayoría absoluta con 59 escaños. En cambio, serviría con un apoyo externo de Vox, sin colocar así a populares y naranjas en un acuerdo explícito con la extrema derecha.

Evitar el bloqueo

El 27 de diciembre tiene que constituirse el Parlamento andaluz. Hasta entonces es tiempo de negociaciones, pero si algo tienen claro PP y Ciudadanos es que quieren evitar cualquier tipo de bloqueo por parte del PSOE. Susana Díaz ya comentó que iniciará conversaciones con todas las formaciones (excepto con Vox) para intentar ser presidenta. Pero está muy lejos de conseguirlo. Así, un pacto entre Moreno y Marín sumaría 47 escaños, mientras que PSOE y Adelante Andalucía llegarían a los 50.

De nuevo, Vox sería decisivo. Es necesario su apoyo para que el acuerdo que este martes se empezó a negociar tenga éxito. Por los discursos de todos, parece claro que el bloqueo se solventará cuando el grupo de Serrano apoye el pacto, desde fuera, y sumándose a las decisiones que consideren cercanas a sus propuestas o línea ideológica.

Cómo quedan Casado y Rivera

Desde la llegada de Pablo Casado a la presidencia del PP la relación con Ciudadanos, y por ende con Albert Rivera, ha sido menos fluida de lo que cabría esperar, y esta puede ser una oportunidad de acercamiento entre ambas formaciones. El hecho de poder pactar en la comunidad autónoma más poblada de España abriría la puerta a un mejor feeling a nivel nacional.

Con las autonómicas y municipales de mayo en el horizonte, los partidos pueden estar ante la oportunidad de unir fuerzas en el centro derecha (siempre contando con el componente Vox). Pero esto sobre todo podría tener influencia de cara a unas generales. Unos comicios a la Moncloa pululan desde la llegada de Pedro Sánchez al poder, y al fin y al cabo, el acuerdo en Andalucía puede ser el paso previo a futuros pactos a nivel nacional.

 

 

 

 

En este artículo



Grafitto Desarrollo Web

Si quieres que tu web venda, habla con nosotros

Avenida Vivar Téllez, 81, Vélez-Málaga

Grafitto Desarrollo Web

Si quieres que tu web venda, habla con nosotros

Avenida Vivar Téllez, 81, Vélez-Málaga