¿Por qué los propietarios del Liverpool FC comprarían una participación mayoritaria en el Málaga CF?

A primera vista, la inversión de RedBird Capital Partners en el Málaga es mínima en comparación con el acuerdo empresarial que alcanzó con FSG en marzo. La empresa de capital privado estadounidense de Gerry Cardinale ha tomado una participación del 11% en los propietarios del Liverpool, con un acuerdo de unos 538 millones de libras, cuyo capital se utilizará para avanzar en una serie de proyectos previstos y mitigar el impacto en la economía de los clubes gestionados.

El acuerdo dio a RedBird un pie en la puerta, con FSG listo para aprovechar las habilidades de Cardinale para crear un crecimiento de los ingresos en torno al contenido, así como su interés en el fútbol, con el financiero estadounidense ya propietario del equipo francés de Toulouse a través de su empresa RedBird FC.



FSG quiere añadir más equipos deportivos a su cartera. Y mientras busca posibles franquicias en la NBA y la NHL, un modelo de multiclub, como Red Bull con el RB Leipzig y City Football Group con el Manchester City, es una posible vía. La inversión en la segunda división española del Málaga es baja, con unas 600 acciones compradas por un valor de apenas 15.500 libras (18.000 euros). El objetivo del grupo inversor es tratar de expandir sus verticales de negocio. El Málaga FC es tan solo una de las últimas inversiones que ha realizado este grupo empresarial.

A menudo, las noticias como las inversiones, las nuevas adquisiciones o las novedades del club afectan a los aficionados del equipo y, en consecuencia, a la dinámica de las apuestas. Según muchas casas de apuestas deportivas y casino online populares, los aficionados podrán ver las estadísticas actuales del equipo, así como seguir a los favoritos.  Los eventos de inversión adicionales no hacen más que aumentar el interés de los aficionados.

Equipo que necesita estabilidad en los despachos

En los cuartos de final de la Liga de Campeones en 2013, tres años después de la adquisición del club por parte del jeque Abdullah bin Nasser Al Thani, donde llegaron fuertes inversiones al equipo, los años siguientes vieron cómo se desataba el caos financiero. El club fue incapaz de soportar sus fuertes gastos y descendió a Segunda División en 2018.

Se presentaron cargos contra Al Thani en 2020 por su papel en el desfalco, por valor de unos 9 millones de euros según los informes, con la venta de pequeñas participaciones de accionistas canalizadas en las cuentas personales y de negocios de la familia Al Thani. Los cargos le llevaron a ser destituido como presidente durante los primeros seis meses por un tribunal regional español el año pasado, una suspensión que se prolongó mientras se determina el futuro del club.

Situación actual del Málaga FC

El administrador judicial del club, José María Muñoz, está en funciones desde el año pasado mientras continúan las disputas legales entre Al Thani y el grupo hotelero Blue Bay, accionistas del Málaga con Al Thani.

Uno de los grandes problemas del expresidente del Málaga fue su disputa con la compañía Blue Bay, que generó un gran problema para buscar liquidez al equipo. Las deudas del equipo crecieron y la situación solo fue a peor.

El equipo se quedó en una situación muy comprometida, descendiendo de categoría y dejando muchos años atrás de un equipo histórico con grandes resultados en el fútbol español. El futuro es algo incierto, pero el equipo está completamente abierto a recibir nuevos compradores.



Chiringuito Mambo

Terraza playa lounge bar con ambiente Chillout.

Laguna Beach, 1, Paseo de Ferrara, s/n, 29793 Torrox