Otro caso Nadia, en Sevilla: gastan en bingo y ropa el dinero que recaudan para su hija enferma

Según publica el Diario El Mundo, la Fiscalía denuncia un fraude en la recaudación de fondos para una menor enferma: casi todo el dinero, gastado en juegos de azar y en tiendas

El 17 de marzo de 2018, Hamida Suárez abrió en Facebook una página para recaudar fondos para su hija, de sólo cinco años y afectada por pénfigo, una enfermedad rara que ataca a las células en la piel causando ampollas por todo el cuerpo. La madre había iniciado ya meses antes una activa campaña en redes sociales -con canal en Youtube incluido- para informar, a paso a paso, de las vicisitudes de la enfermedad, denunciar la (des)atención de la sanidad pública y pedir ayuda. El objetivo, o eso es lo que aseguraba Hamida en los vídeos y en los posts, era trasladar a la menor desde el hospital Virgen del Rocío -desde el que se sigue su caso y donde ha estado ingresada en varias ocasiones- a un hospital especializado en Madrid para que allí recibiese el mejor de los tratamientos posibles.

Con este argumento, y con miles de seguidores, Hamida y su marido, Manuel Hernández, lograron recaudar en apenas unos meses 13.277,82 euros, pero el dinero, la mayor parte de esa cantidad, no ha sido utilizada para combatir la enfermedad o mejorar la calidad de vida de la niña. Según la Fiscalía de Sevilla, casi todo lo recaudado ha sido gastado en ropa, restaurantes, tiendas de alimentación y hasta en juegos de azar y bingo por internet.

Hamida bautizó la página de captación de fondos ‘Recaudar fondos para ayudar a la princesa’ e inmediatamente, ese mismo día, el dinero empezó a llegar a la cuenta corriente vinculada a la campaña. Lo mismo que los mensajes de apoyo, que se multiplicaron con el paso de las horas. Por la misma época, se abrió en la plataforma change.org una petición para trasladar a la pequeña en la que la madre contaba cómo la salud de su hija estaba empeorando y que habían pedido por escrito a la Junta de Andalucía que la enviasen a Madrid, al Hospital Niño Jesús “donde tienen más recursos para saber qué le pasa a mi pequeña”.

La petición sobrepasó las 150.000 firmas y el canal de Youtube con el nombre de la menor cuenta por miles las visualizaciones de los vídeos que protagonizan Hamida y la propia niña. En uno de los últimos, por cierto, la madre asegura haberse puesto en manos de un abogado ante las denuncias de algunas personas sobre un presunto fraude como el que ahora le imputa la Fiscalía. A esas personas, con nombre y apellidos, las amenaza con “enterrarlas”.

La denuncia, que ya está en los juzgados de Sevilla pendiente de tramitación, parte de la Fiscalía de Familia y Protección de Menores, que califica los hechos de una presunta estafa de la que, al menos en principio, responsabiliza a la madre de la menor.

El Ministerio Público informó ayer de la interposición de la denuncia y explicó que Hamida Suárez está recabando ayuda económica a través de Facebook con la excusa de costear el tratamiento médico de su hija cuando lo cierto es que “todas las prestaciones sanitarias suministradas a la misma tienen carácter gratuito y no suponen ningún coste económico para la familia”.

En esa página se facilitaba -este viernes ya no y la recaudación se daba por finalizada- un número de cuenta bancaria en la que la familia ha recibido 13.277,82 euros, de los que se han gastado 10.293,92 euros. De la investigación que ha realizado la Fiscalía se ha constatado que esos gastos corresponden a “todo tipo de compras” de ropa, alimentación, restaurantes e, incluso, juegos de azar y bingo a través de internet.

Indicios de estafa

Hay indicios, dice la Fiscalía, de que el dinero que se ha donado para la menor se ha destinado a “gastos corrientes” de la familia, lo que a juicio del Ministerio Público pudiera ser constitutivo de un delito de estafa.

Fuentes del Ministerio Público consultadas por EL MUNDO han detallado que lo primero que se ha pedido es la aplicación de medidas cautelares, en especial el bloqueo de la cuenta bancaria a la que iban a parar las donaciones, además del cierre de la página de Facebook.

Este caso recuerda, por sus similitudes, el de la pequeña Nadia, cuyo padre, Fernando Blanco, fue detenido en diciembre de 2016 acusado de una presunta estafa relacionada con la recaudación de fondos para su hija, para tratar la enfermedad rara que padece. En los años inmediatamente anteriores, los padres de Nadia recaudaron más de un millón de euros tras pasearse por platós de radio y televisión y ocupar páginas y páginas en la prensa, pero la mayor parte del dinero se gastó en centros comerciales, viajes, hoteles, restaurantes o tiendas de electrónica. En la cuenta, cuando estalló el escándalo, sólo quedaban 300.000 euros.

En este artículo



Bar Los Pescadores

Bar típico con una gran solera de pescaíto fresco bien elaborado y precios muy competentes

Paseo Marítimo Levante, 2, 29740 Torre del Mar, Málaga

Bar Los Pescadores

Bar típico con una gran solera de pescaíto fresco bien elaborado y precios muy competentes

Paseo Marítimo Levante, 2, 29740 Torre del Mar, Málaga