Muere un bebé en Vigo durante un parto en casa sin asistencia médica

La decisión de una pareja de Vigo de que su segundo hijo naciese, como el primero, en su domicilio, ha tenido la peor de las consecuencias: la muerte del bebé. El Juzgado de Instrucción Número 4 de la ciudad ha abierto una investigación sobre el fallecimiento para determinar posibles responsabilidades penales de los padres, según EL PAÍS. 

La pareja había tenido ya a su primer hijo en casa y quiso repetir una experiencia que había sido positiva. Pero en este caso el feto estaba colocado en posición podálica (de nalgas), considerada de alto riesgo y que se deriva en todos los casos al hospital, ya que requiere asistencia no ya de matronas, sino de asistencia ginecológica. Los padres acabaron llamando al 061, y la mujer, de 33 años, y el neonato fueron trasladados al hospital Álvaro Cunqueiro.



Los trabajadores del 061 no encontraron a ningún profesional sanitario en el domicilio donde dio a luz la mujer, según informa La Voz de Galicia. En el parte oficial remitido por el hospital al juzgado que investiga el caso se pone de manifiesto, según este mismo diario, que la madre había renunciado al seguimiento ginecológico del embarazo en el último mes de gestación y que estaba siendo asesorada por una persona que no era profesional sanitario.

El servicio de Urxencias Sanitarias de Galicia recibió a las dos de la tarde del lunes la llamada reclamando asistencia médica en el domicilio de la pareja. Hacia allí se trasladaron dos ambulancias, una medicalizada y otra asistencial, que llevaron al bebé y a la mujer hasta el hospital en donde el pequeño ingresó ya cadáver, según ha informado el Servizo Galego de Saúde (Sergas).

Porcentaje minoritario
“Ni es habitual dar a luz en casa ni, mucho menos, hacerlo sin personal sanitario”. Elena Gil, portavoz de O Parto é Noso (El Parto es Nuestro), asociación feminista sin ánimo de lucro que pretende mejorar las condiciones de atención a madres e hijos durante el embarazo, parto y posparto, asegura que el perfil de las embarazadas que optan por dar a luz en sus casas en Galicia y España es el de mujeres “muy informadas” y que lo hacen con asistencia sanitaria. “Contratan equipos de matronas que acuden a los domicilios con la tecnología necesaria para solucionar posibles complicaciones”, explica Gil.

La representante de la asociación sostiene además que las matronas solo acuden a las casas cuando los embarazos son de bajo riesgo. Nunca en un caso, como el de Vigo, en el que el feto se presentaba de nalgas. La portavoz de El Parto es Nuestro asegura que el porcentaje de mujeres que opta por dar a luz en sus domicilios es minoritario. “No llega al 10%, según los datos del INE, que incluyen los partos sobrevenidos en casa y no elegidos”, sostiene Gil, que afirma que “es tan seguro como parir en el hospital cuando el riesgo es bajo y está atendido por un profesional sanitario dotado con todos los medios necesarios”.

Este colectivo comprende que ninguna matrona haya querido participar en un parto con la característica de riesgo que presentaba el de Vigo, si bien muestra su recelo respecto al dato que ha trascendido de que la mujer, que se puso de parto en la semana 40 del embarazo, eludió la visita ginecológica del último mes. “La semana 40 es la fecha probable de parto pero el término del embarazo se fija en la semana 42”, explica Gil, con lo que, quizás, “pudo haberse adelantado el parto de la mujer sin que tuviese ya opción a acudir a la última revisión ginecológica; hay que ser prudentes ante la falta de datos concretos”, puntualiza

En este artículo



Grafitto Desarrollo Web

Si quieres que tu web venda, habla con nosotros

Calle Alfredo Krauss, Vélez-Málaga

Grafitto Desarrollo Web

Si quieres que tu web venda, habla con nosotros

Calle Alfredo Krauss, Vélez-Málaga