Los acusados de explotar un matadero ilegal en Vélez logran eludir la cárcel con una condena de conformidad

Según publica diario Sur han sido condenados a un año y medio de cárcel, pero solo irán a prisión si cometen delitos antes de dos años.

El propietario de un matadero clandestino de Vélez-Málaga y un empleado del mismo, ambos detenidos por el Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) de Vélez-Málaga en diciembre de 2014, han aceptado los hechos y han acordado una condena de conformidad con la Fiscalía de Medio Ambiente, según publica Diario SUR.

Desarrollaban una actividad de matadero y criadero clandestino de animales equinos, ovinos, caprinos, aves y conejos, sin autorización sanitaria. La pena acordada es de un año y seis meses de prisión por sendos delitos contra la salud pública y de falsedad documental para cada uno de los acusados.

Asimismo, el fallo hecho público por el periódico malagueño, contempla una multa de 12 meses a razón de cinco euros diarios.

Diario SUR afirma que la condena de conformidad contempla la suspensión de la pena, lo que significa que no tendrán que entrar en prisión, siempre que no delincan en un plazo de dos años. La pena es la mínima para este tipo de delitos.

La Fiscalía solicitaba en un principio cinco años de cárcel por ejercer en una nave y de manera clandestina la actividad de matadero de todo tipo de animales, sin autorización sanitaria. Los denunciados, supuestamente utilizaban el sello de otro matandero legal falsificado para comercializar la carne en una carnicería propiedad de uno de ellos y en el mercado municipal de Vélez.

Según la Fiscalía, en el desarrollo de la actividad se incumplían las normas previstas, tanto en la sala de sacrificio, como en las cámaras de refrigeración y en la acreditación de origen de los animales que iban a ser sacrificados. Entre las numerosas deficiencias higiénicas detectadas en las instalaciones, el Fiscal mencionaba en su escrito de acusación la presencia incluso de perros y gastos deambulando por las dependencias, restos de sangre, heces y orina y falta de control en la refrigeración. A juicio del fiscal, ello hacía que «las carnes así obtenidas tuvieran riesgos importantes para la salud pública».

Asimismo, señalaba que a pesar de tener conocimiento de los peligros para la salud pública que suponía el suministro de las carnes, el acusado procedía a vender los productos a restaurantes de la Axarquía, así como a particulares, en el matadero o a través de una carnicería de su propiedad en el mercado municipal.

Según la Fiscalía, para dar falsa impresión de que las carnes procedían de animales sanos, producidos bajo una condiciones ganaderas controladas que cumplían todas las garantías higiénico sanitarias y de inspección veterinaria, «estampaba en las mismas un sello fabricado por él, y que era una falsificación del original».



Bar Los Pescadores

Bar típico con una gran solera de pescaíto fresco bien elaborado y precios muy competentes

Paseo Marítimo Levante, 2, 29740 Torre del Mar, Málaga

Bar Los Pescadores

Bar típico con una gran solera de pescaíto fresco bien elaborado y precios muy competentes

Paseo Marítimo Levante, 2, 29740 Torre del Mar, Málaga