La uva pasa moscatel de la Axarquía recoge su acreditación como Patrimonio Agrícola Mundial

El nombramiento no solo es un reconocimiento sino que lleva aparejadas 64 medidas para el desarrollo de este cultivo. El sábado 28 habrá una gran fiesta de celebración en Almáchar.

El consejero de Agricultura, Pesca y Alimentación, Rodrigo Sánchez Haro, ha recibido esta mañana  en Roma el reconocimiento a la uva pasa de Moscatel de Málaga como Patrimonio Agrícola Mundial que le ha otorgado la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) . Con este reconocimiento la FAO distingue el contexto ambiental, económico, social y paisajístico que rodea la producción de este cultivo de la comarca de la Axarquía malagueña y que supone un importante respaldo para unas 2.000 familias de la zona.

Sánchez Haro, ha estado acompañado de los alcaldes de Iznate, Almáchar, El Borge, Moclinejo y de La Viñuela, así como tres miembros de la Asociación Moscatel. Ninguno de ellos ha querido perderse este día histórico para el cultivo y para toda la comarca de la Axarquía que ha sido convocada a una fiesta popular el próximo sábado día 18 en Almáchar desde primera hora de la mañana.

La sede de la Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) en Roma ha sido el escenario de una ceremonia para reconocer los últimos 14 sistemas de patrimonio agrícola elegidos desde 2016 y que completan una lista de 50 sitios repartidos en 20 países.

La declaración de la uva pasa de la Axarquía como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (Sipam) es mucho más que un reconocimiento al cultivo tradicional de la moscatel malagueña. Éste lleva aparejado un compromiso con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) que incluye 64 medidas para el desarrollo de este cultivo, que deben cambiar la situación actual del viñedo y de los pueblos que se dedican a él, como recordó Juan Gámez, miembro fundador de la Asociación Moscatel, una de las impulsoras de la candidatura.

Los dos sitios españoles;  las salinas del valle salado de Añana (País Vasco), junto a la producción de la uva pasa de la Axarquía, fueron seleccionados el año pasado como los primeros de Europa, lo que les convierte en “pioneros en la región” y demuestra el “enorme respeto” que existe en España por las tradiciones, la biodiversidad y los paisajes agrícolas, dijo en el acto el subsecretario español de Agricultura, Jaime Haddad.

El responsable destacó que los Sistemas importantes del patrimonio agrícola mundial (Sipam) son un “instrumento para preservar y garantizar el futuro de estos sistemas agrícolas particulares que proporcionan una combinación de servicios sociales, culturales, ecológicos y económicos para la humanidad”.

“Los Sipam cumplen también con el objetivo de identificar y salvaguardar paisajes con biodiversidad agrícola y sistemas de conocimiento asociados” que contribuyen a la obtención de beneficios a través de “su conservación dinámica, su manejo sostenible y el incremento de su viabilidad”, aseguró Haddad.

Tras la designación de las salinas del valle salado de Añana por su genuina forma de obtener sal y de la forma milenaria de producir uvas pasas moscatel en la comarca de la Axarquía, expertos y representantes de otras regiones españolas han mostrado interés en lograr esa certificación, según el subsecretario.

En concreto, citó los casos de los olivos milenarios del Sénia, la huerta de Valencia y los paisajes agropastorales de la alta montaña del valle de Arán.

La directora general adjunta de la FAO Maria Helena Semedo subrayó que esos sistemas de patrimonio agrícola reflejan una “profunda armonía entre la humanidad y la naturaleza”, proporcionando un legado de tradiciones y prácticas culturales durante generaciones.

Además de preservar la biodiversidad y múltiples bienes y servicios, esos sitios aportan seguridad alimentaria, medios de vida para pequeños productores y conocimiento, según Semedo, que pidió salvaguardarlos para responder a problemas globales como el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales.

En la ceremonia de hoy también recibieron la distinción un sistema agrosilvopastoril en Barroso (Portugal) y el sistema de islas artificiales de las “chinampas” desarrolladas en la Ciudad de México y basadas en la transmisión oral de técnicas tradicionales utilizadas ya por los aztecas, así como otros sitios de China, Egipto, Japón, Corea del Sur y Sri Lanka.

El próximo 28 de abril habrá en Almáchar una fiesta de celebración en la que están invitados todos los habitantes de la provincia de Málaga. La fiesta tendrá lugar en el recinto Ferial María Zambrano. Además del acto institucional, los ayuntamientos de la comarca se involucrarán con degustaciones de pasas, vinos, ajoblanco y otros platos típicos de la comarca así como en las actuaciones de grupos locales de verdiales, canciones de rueda, rondallas o fandangos.

En este artículo



Multioficinas SL

¡Paga solo por lo que imprimes y ahorra costes! Distribuidor oficial Ricoh para Málaga

Multioficinas SL

¡Paga solo por lo que imprimes y ahorra costes! Distribuidor oficial Ricoh para Málaga