La Junta descarta aplicar un toque de queda en Andalucía sin estado de alarma

El consejero de la Presidencia y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo, recuerda que las comunidades autónomas solo pueden decidir el cierre perimetral de un municipio previa autorización judicial, «nada más».

Bendodo, ha manifestado este miércoles que el toque de queda sólo lo puede decretar el Gobierno central, previa declaración del estado de alarma, y que las comunidades sólo pueden plantear cierres perimetrales de los municipios, que tienen que contar con la autorización judicial, informa Diario SUR.



En declaraciones a los periodistas en Dos Hermanas (Sevilla), Bendodo se ha pronunciado así sobre el hecho de que otras comunidades estén planteando un toque de queda para su territorio y sobre si la Junta se lo plantearía ante el aumento de los contagios, sobre todo, entre la población más joven.

El consejero ha querido deja claro que el Gobierno andaluz cumple «a rajatabla» la ley y el toque de queda en nuestro país «sólo lo puede decretar el Gobierno previa declaración del estado de alarma, como ha pasado en otras ocasiones». Ha agregado que las comunidades autónomas puntualmente y previa autorización judicial, pueden decidir el cierre perimetral de un municipio, «nada más».

Elías Bendodo se ha remitido a la reunión del Consejo Interterritorial de Salud que se celebrará este miércoles y «veremos qué sale de ahí», al tiempo que ha expresado la preocupación del Gobierno andaluz por la evolución de esta quinta ola, que se está complicando.

Ha recordado que la tasa de incidencia de Andalucía en este momento es de 314 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra alta, pero por debajo de la que registra España en su conjunto u otras comunidades.

Ha puesto el acento en que el nivel de contagios es alto en personas no vacunadas, sobre todo, los jóvenes, y en que ello nos está conllevando un aumento de la presión hospitalaria. Según el consejero, en las UCI de los hospitales hay distintos perfiles de casos, como personas que no están vacunadas u otras que sólo recibieron una sola dosis y se contagiaron antes de recibir la segunda. Ha destacado que son personas más jóvenes que las que hubo en anteriores olas.

Para el consejero, sin duda, hay que vacunarse porque se ha demostrado que la vacuna es una herramienta eficaz para evitar contagios. Según ha dicho, el que no se pone la vacuna tiene más riesgo no sólo de contagiarse, sino de que la enfermedad curse con mayor gravedad.

In this article