La atención 24 horas a las mujeres víctimas de violencia sexual crece un 62% en Andalucía en el primer semestre

El servicio de asistencia psicológica inmediata por abusos o agresiones ha asistido 52 casos hasta el mes de junio, frente a los 32 registrados en el mismo período del pasado año.

El servicio de atención inmediata psicológica 24 horas dirigido a mujeres víctimas de violencia sexual del Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) ha atendido un total de 52 casos durante el primer semestre de 2021 frente a los 32 casos hasta junio del pasado año, lo que supone un incremento del 62,5%. Este programa tiene como objetivo proporcionar información y asistencia profesional y especializada en el momento a las mujeres que han sufrido violencia sexual, con independencia del municipio, desde un enfoque de género, psicológico y victimológico. De esta forma, se asegura una respuesta rápida, ágil y coordinada para atender y proteger a las mujeres que han sufrido algún tipo de agresión sexual tanto por vía telemática como presencial. Desde su puesta en funcionamiento en 2018, se ha dado apoyo a 196 mujeres a través de este recurso pionero que lleva a cabo una intervención en crisis fundamental para minimizar el impacto emocional y evitar la victimización secundaria.



Este servicio se activa a través del Teléfono de atención a las mujeres 900 200 999, gratuito, anónimo, confidencial y que da cobertura a las víctimas durante las 24 horas los 365 días del año con un equipo de psicólogas especializadas en género, asistencia a víctimas, primeros auxilios psicológicos e intervención en crisis, así como acompañamiento especializado en el lugar de los hechos. La consejera de Igualdad, Políticas Sociales y ConciliaciónRocío Ruiz, ha destacado «la importancia de ofrecer a las mujeres, en este caso, a las víctimas de violencia sexual, los recursos especializados para favorecer su recuperación emocional y, de esta forma, facilitar la toma de decisiones y la superación de las secuelas mediante una intervención psicológica temprana, desde un enfoque de género y también victimológico». Asimismo, ha puesto en valor que «las profesionales de este servicio se desplazan al lugar donde se encuentran las víctimas si así lo requieren las mujeres y, además, las acompañan a los centros de salud, hospitales o comisarías. Esto es algo clave en los primeros momentos tras la agresión, cuando la mujer está tomando conocimiento de la violencia que ha sufrido. Además, asesoramos a las familias».

Desde su puesta en funcionamiento, este programa ha atendido a 196 mujeres: 22 en 2018, 55 en 2019, 67 en 2020 y 52 en el primer semestre de 2021. Es decir, en estos primeros seis meses se ha asistido a prácticamente las mismas que en todo el año pasado. «Estos datos reflejan que las mujeres andaluzas confían cada vez más en un servicio que se antoja fundamental para su recuperación y, por tanto, se atreven a dar el paso de solicitar ayuda. Lo que más nos agradecen es la inmediatez, el acompañamiento las 24 horas sin necesidad de que las mujeres tengan que desplazarse y la atención con perspectiva de género y altamente especializada». A este respecto, Rocío Ruiz ha recordado que «al teléfono 900 200 999 no solo pueden llamar las mujeres que han sido víctimas de violencia sexual, también lo puede hacer su entorno: familias, amistades o las compañeras y compañeros del trabajo. En este caso, asesoramos primero a estas personas para después poder llegar a las mujeres agredidas, ya que una intervención primaria es clave para evitar las secuelas«.

El servicio de atención inmediata 24 horas a las mujeres víctimas de violencia sexual en Andalucía se activa siempre a través del teléfono 900 200 999 del Instituto Andaluz de la Mujer. La activación del recurso puede solicitarla la víctima, los juzgados de Instrucción, de Guardia y la Fiscalía, el Servicio de Asistencia a Víctimas de Andalucía (SAVA), las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, los centros de salud de urgencias, cualquier organismo oficial que esté atendiendo a la víctima en ese momento, así como familiares y/o acompañantes de la víctima.

Para las activaciones de los casos se cuenta con un centro de atención y coordinación regional atendido las 24 horas del día, los 365 días del año, por una psicóloga especializada en intervención en crisis, atención a víctimas de violencia sexual y con perspectiva de género. La fase de intervención contempla dos niveles: por un lado, la atención psicológica telefónica inmediata especializada, que consta, en líneas generales, de ampliación de la información, valoración de las necesidades y del riesgo, primeros auxilios psicológicos, información y asesoramiento especializado sobre violencia sexual, pautas de actuación y acompañamiento en la toma de decisiones, información sobre recursos, movilización de los recursos externos necesarios y establecimiento de un plan de intervención presencial acordando con la víctima, lugar y momento de intervención. Todas estas actuaciones se adaptan según las necesidades y factores individuales de la víctima, así como características de la victimización.

El segundo nivel de intervención psicológica es la modalidad presencial en crisis. El servicio cuenta con un equipo de psicólogas disponibles para realizar la intervención presencial en crisis en las ocho provincias, las 24 horas del día y los 365 días del año. Estas profesionales tienen experiencia y formación en la atención a víctimas y la intervención psicológica en crisis, llevando a cabo todo ello desde la perspectiva de género.

Las principales actuaciones que comprende este nivel de actuación son: la recepción del caso, el desplazamiento al escenario o escenarios de intervención, la realización de primeros auxilios psicológicos de carácter presencial e implementación de técnicas específicas de intervención psicológica en crisis, así como el acompañamiento a diferentes recursos y servicios a la víctima y la coordinación con los y las profesionales intervinientes.

Asistencia legal y jurídica

Una vez que las mujeres son atendidas en el programa de crisis, las víctimas son derivadas al Servicio de asesoramiento jurídico, asistencia legal y atención psicológica a mujeres víctimas de violencia sexual. Desde el ámbito jurídico, el programa ofrece asesoramiento legal, acompañamiento en la denuncia, asistencia letrada y acusación particular en los procedimientos penales, así como la solicitud de medidas de protección y la tramitación de ayudas públicas a las víctimas. Por su parte, en el área psicológica, el programa interviene en terapia individual y grupal, al tiempo que ofrece apoyo y orientación en la denuncia y durante todo el procedimiento judicial. Junto a ello, se presta asesoramiento a las familias para informar sobre las pautas a seguir con las víctimas.

Este recurso se configura como una red de atención especializada, multidisciplinar y gratuita a las mujeres víctimas de violencia sexual en Andalucía. Las usuarias son mujeres, mayores de 18 años, con domicilio en Andalucía, que hayan sido sufrido abusos y/o agresiones sexuales, así como adolescentes mayores de 16 años y que demanden la asistencia legal las personas que actúen como sus representantes legales. El propósito del programa es dar soporte emocional a la mujer víctima de violencia sexual en las distintas instancias, apoyarla y orientarla, así como valorar su situación e informarla sobre las actuaciones precisas dirigidas a cubrir sus necesidades para la recuperación de la violencia padecida, lograr que tenga la asistencia letrada necesaria para que pueda emprender acciones legales, ejercer la acusación particular y la representación procesal de las mujeres en los procedimientos penales y recursos, además de movilizar los recursos para instar la reparación del daño producido e impulsar todas aquellas medidas que implican mayor protección y prevención de la victimización previstas en la legislación actual.

En este servicio se ha atendido en el primer semestre de 2021 en Andalucía a 767 mujeres, lo que supone un aumento del 38,69% con respecto a junio de 2020 cuando este servicio dio apoyo a 553 víctimas. En concreto, de las 767 mujeres atendidas, un total de 209 acudieron al IAM por primera vez en busca de ayuda en este periodo, un 68,54% más que el año anterior, cuando fueron 124; y el resto, 558, son usuarias con entrada en periodos anteriores y que han continuado recibiendo asistencia jurídica y psicológica. Además, se ha dado cobertura a 77 familiares, la mayoría madres de las víctimas, con lo cual se ha prestado apoyo a un total de 844 personas.

La atención a las 767 mujeres víctimas de violencia sexual, apenas 45 menos que en todo el año 2020, ha supuesto la realización de 3.460 actuaciones en las dos áreas de intervención: la jurídica, con 1.865 actuaciones, y la psicológica, con 1.595. Además, se ha dado respuesta a 4.336 consultas telefónicas, telemáticas y presenciales.

La intervención jurídica comprende el asesoramiento legal a las mujeres víctimas de violencia sexual y la asistencia jurídico-procesal, entre otras actuaciones. El servicio realiza el acompañamiento a la declaración de la víctima, al médico/a forense, comparecencias y atenciones en dependencias judiciales, preparación de escritos de alegaciones, escritos de acusación, recursos, oposición a la libertad del presunto agresor, alegaciones en ejecución de sentencia, representación en juicios, recursos, etcétera. Mientras tanto, la intervención psicológica comprende orientación, sesiones terapéuticas, intervención psicológica en crisis, terapia individual, de grupo, evaluaciones psicológicas e informes.

In this article



Carnicería Elvi

Desde 1982 carnes de primera calidad de elaboración propia

calle Infantes, 6, Torre del Mar

Carnicería Elvi

Desde 1982 carnes de primera calidad de elaboración propia

calle Infantes, 6, Torre del Mar