Juanma Moreno será el presidente de la Junta de Andalucía con los apoyos de Cs y Vox

Marín abandona la idea de ser él quien dé el relevo a Susana Díaz a cambio de obtener la presidencia del Parlamento para su partido

Juanma Moreno será el próximo presidente de la Junta de Andalucía. Ya nadie duda de que sea así. Más, después de dar un paso definitivo en las negociaciones que mantiene con el candidato de Ciudadanos (CS), Juan Marín, que ha abandonado la idea que sea él quien debería encabezar el futuro ejectuvivo, el primero en 36 años que no es del PSOE. En una rueda de prensa posterior a la reunión entre el PP y Cs, Marín ha garantizado que la Presidencia del Gobierno andaluz “no será un obstáculo” para que se produzca el cambio en Andalucía. Eso significa, a efectos prácticos, un cambio sustancial en el discurso mantenido hasta el momento por la formación naranja. Hasta ahora, Marín seguía postulándose para ser él quien releve en un futuro inmediato a la todavía presidenta de la Junta, Susana Díaz.

Este cambio de rumbo, que muchos daban por hecho desde hace tiempo, allana el camino de manera definitiva a que Moreno sea el futuro presidente de la Junta gracias a los apoyos de Cs y de Vox. Más allá de esta cuestión, a un día de que se constituya el Parlamento y se tenga que plasmar la composición de la Mesa de la Cámara, Marín ha explicado que su intención es que todos los grupos parlamentarios cuenten con representación en la mesa. Así, según su propuesta, los siete puestos de este órgano quedarían repartidos con la Presidencia de Cs, dos puestos para el PSOE-A y otros dos para el PP-A, por uno para Adelante Andalucía y otro para Vox. Esta composición queda pendiente, sin embargo, de la decisión que tome finalmente la formación que lidera Teresa Rodríguez. En un principio, la coalición electoral que integra a Podemos e IU había dejado clara su intención de intentar marginar como fuera a Vox.

En todo caso, lo que sí está quedando claro es que Moreno va a lograr, finalmente, lo que no ha conseguido ningún aspirante popular antes que él. Presidir la Junta de Andalucía, siendo el candidato popular con menos respaldo en las urnas. La política de pactos, en este caso en el espectro de la derecha, ha propiciado un entendimiento que se materializará en el vuelco histórico en Andalucía que ya vaticinaban los resultados del pasado 2D.

La investidura de Moreno será, salvo sorpresa inesperada, en enero. De esta manera, el PP podrá cumplir con el calendario que se había marcado después del 2D y ya queda alejado cualquier peligro de una posible repetición de las elecciones autonómicas.

En un principio, el reparto de consejeros será equitativo entre el PP y Cs, fraguándose así el primer gobierno de coalición entre ambas formaciones. A falta de conocer los nombres, está claro que el malagueño Elías Bendodo está llamado a ocupar un rol importante. La presidencia del Parlamento recaerá, a su vez, en la formación naranja. Aquí se ha apuntado a la almeriense Marta Bosquet.

Sobre la Mesa del Parlamento, finalmente, todos los partidos con representación estarán representados. La composición final será la siguiente: Las tres vicepresidencias se las repartirán PP, PSOE y Adelante Andalucía.

Las secretarías serían para el PP, PSOE y Vox. Para que toda esta negociación se plasme en un vuelco final y Moreno sea presidente, es necesario el apoyo de la formación de Santiago Abascal. Aunque aún no se ha confirmado de forma expresa, se da por hecho.

En este artículo



elaxarcodeoro.es

La suerte hay que buscarla juegue con nosotros de forma cómoda, segura y sin comisiones.

Calle Calzada, 5, Torrox

elaxarcodeoro.es

La suerte hay que buscarla juegue con nosotros de forma cómoda, segura y sin comisiones.

Calle Calzada, 5, Torrox