Intenta engatusar a su casero con un ‘striptease’ y acaba robando en su casa de La Trinidad

Según publica Diario Sur, el hombre se topó con la mujer cuando huía tras otro hurto y la interceptó hasta que la detuvo la Policía Local

La escena podía llamarse a engaños. Un hombre de 65 años estaba sujetando con fuerza a una joven de 21, que lo acusaba de haberla agredido y aseguraba que le estaba haciendo daño. Pero la realidad era bien distinta. La chica era, en realidad, la misma persona que un día antes habría robado en su domicilio, al que acudió con unas amigas interesándose por una oferta de alquiler de habitaciones. Según el denunciante, trataron de engatusarlo ofreciéndole un ‘striptease’ y, en un descuido, ella le habría hurtado 3.000 euros que guardaba en el baño.

Los hechos sucedieron días atrás en el barrio malagueño de La Trinidad. Según contó el afectado a la Policía Local, la joven se interesó «reiteradamente» en arrendar una de las habitaciones que él ofertaba, y se presentó en su casa en compañía de otras tres personas. El casero accedió a enseñarle el cuarto. Fue entonces cuando, al parecer, las chicas le propusieron hacerle un ‘striptease’, a lo que él reaccionó recriminándoles su actitud y las echó inmediatamente de la vivienda. La joven, a la postre detenida, pidió permiso para ir al baño, pero se coló en el dormitorio del hombre y supuestamente sustrajo los 3.000 euros, que él guardaba dentro de una caja de zapatos, mientras el resto lo entretenía.

Al día siguiente, el hombre comprobó que esos ahorros habían desaparecido y culpó a la mujer. Casualmente, al salir de casa, se topó con la chica, que venía corriendo calle abajo mientras otra persona la perseguía. El casero la interceptó, sujetándola por los brazos para impedir que se escapara, y llamó a la sala del 092 de la Policía Local. Al llegar, los agentes se entrevistaron con él, que les contó la vista del día anterior de la sospechosa, y hablaron también con el individuo que la perseguía, que resultó ser el encargado de un supermercado cercano, quien aseguraba que la muchacha acababa de hurtarles dos tintes para el cabello valorados en 15 euros. Los funcionarios localizaron a dos testigos que corroboraron estas versiones y que confirmaron que ninguno de los hombres estaba agrediendo a la joven, que acabó detenida por un presunto delito de hurto.

En este artículo



Silvia Malcom Tattoo Studio

Tatuajes personalizados y especialistas en retratos y realismo

Avenida Andalucia, 38, Torre del Mar

Silvia Malcom Tattoo Studio

Tatuajes personalizados y especialistas en retratos y realismo

Avenida Andalucia, 38, Torre del Mar