El reparto de las tareas del hogar contenta más a los andaluces que a las andaluzas

Una encuesta de la Fundación CENTRA revela la satisfacción de la ciudadanía andaluza con su vida familiar y de pareja, aunque las mujeres siguen soportando más cargas domésticas.

Los andaluces y andaluzas presumen de vida familiar y de pareja, aunque ellos más que ellas. Es lo que se concluye de la encuesta ‘Los cuidados y la conciliación de la vida laboral y familiar en Andalucía’ realizada por la Fundación Centro de Estudios Andaluces (CENTRA), un amplio estudio destinado a analizar los cambios que se están produciendo en los hogares andaluces respecto a cómo se gestiona la convivencia y las estrategias de conciliación para el cuidado de hijos y personas dependientes y en el que también se analiza cómo han compaginado los andaluces su vida laboral y familiar durante la pandemia de Covid-19.



En una escala de valoración de 0 a 10, se desprende que los andaluces se muestran especialmente satisfechos con sus relaciones familiares y de pareja (8,3 y 7,6 puntos de media, respectivamente), pero no tanto con su situación económica, sobre todo en el caso de la mujer (5,7 puntos). En la dinámica del hogar, destaca un mayor nivel de satisfacción por parte de los hombres con el reparto de las tareas y el cuidado de los hijos (7,8 y 8,1 puntos, respectivamente) que por parte de las mujeres (6,4 y 7,3 puntos).

Los datos obtenidos señalan diferencias generacionales significativas en las diversas formas de conciliación. En cuanto a la distribución de las tareas domésticas (hacer la limpieza, preparar la comida, hacer la compra, ocuparse de la ropa…), existe un reparto más igualitario entre los más jóvenes, sobre todo en la realización de las compras y en el cuidado de los familiares enfermos. Entre 30 y 45 años, el 46,4% asegura que esta tarea se distribuye «más o menos por igual».

En términos generales, sin embargo, sigue siendo la mujer la encargada principal del ámbito doméstico. En el grupo de 46 a 65 años, el 66,5% de mujeres prepara la comida y el 60,1% hace la limpieza «siempre o habitualmente».

A la hora de compaginar las tareas del hogar y el cuidado de los hijos con el trabajo, al menos cuatro de cada diez andaluces, hombres y mujeres, muestran dificultades «ocasionalmente». Así le ocurre al 43,6% de hombres y al 45,5% de mujeres en relación con tareas domésticas; y al 49,5% de hombres y al 47,8% de mujeres, respecto al cuidado de los hijos.

Aunque haya perdido peso la ideología tradicional de género en el cuidado de los hijos, las mujeres siguen ocupándose principalmente. En el 73,6% de los casos, la madre es la que se ocupa principalmente de los hijos menores de 3 años.

Seis de cada diez encuestados (68,1%) creen que, si ambos progenitores trabajan, los hijos menores de 3 años deben ir a la guardería. Según esta encuesta, el gasto medio en el colegio para los andaluces con hijos de entre 3 y 12 años es de 186 euros.

Convivencia y cuidado de dependientes

Ocho de cada diez andaluces que viven en pareja se muestran satisfechos con las relaciones de convivencia dentro de su hogar, los hombres algo más que las mujeres (8,33 y 8,14 puntos de media, en una escala de valoración de 0 a 10). El 86,7% de los que tienen hijos, uno o dos en su mayoría, vive con ellos (habitualmente o por periodos de tiempo).

En la toma decisiones es muy frecuente que se hable y se coincida en la pareja, aunque las mujeres suelen tener un papel más decisor que los hombres en el cuidado de los hijos y en las tareas domésticas.

La familia es la institución más importante y mejor valorada para la conciliación. Esto se ve, por ejemplo, en el cuidado de las personas mayores dependientes. En caso de encontrarse en situación de dependencia, un 31,1% prefiere que la familia sea la cuidadora; un 29%, que viva con una persona a su cuidado; y un 26,6%, que viva en una residencia.

La familia también es la protagonista en el intercambio de distintos tipos de apoyo. Las mujeres suelen prestar más apoyo emocional y de cuidados (familiares, amigos, vecinos…) y los hombres, más apoyo económico. Los amigos juegan un papel relevante en el plano emocional.

Teletrabajo y medidas para la conciliación

El confinamiento ha traído consigo una mayor utilización del teletrabajo, el cual es una de las medidas más demandadas para conciliar. En el mes anterior a la realización de la encuesta, el 15,9% había trabajado desde casa a diario; el 11,6%varias veces a la semana; y el 7,3% varias veces al mes. Son más mujeres que hombres las que teletrabajan a diario (18,2% frente al 14%).

Aunque teletrabajar desde el hogar no ha supuesto cambios significativos en relación con la conciliación, el teletrabajo ha permitido dedicar más tiempo al cuidado de familiares al 39% de los hombresimplicarse más con su trabajo al 46,9% de mujeres; o dedicarle más tiempo al ocio al 22,5% de hombres y al 19,8% de mujeres.

Las mujeres, en general, se acogen más a las medidas de conciliación que los hombres. Un 79% ha hecho uso del permiso de maternidad, frente al 46% de hombres que ha hecho uso del permiso de paternidad; un 22,5% de mujeres se ha acogido a la reducción de jornada, frente al 3,4% de hombres; y un 10% de mujeres ha optado por una excedencia, frente al 1,7% de hombres.

En cuanto a lo que los andaluces demandan para facilitar la conciliación, predomina la flexibilidad de horarios laborales (43%); la ayuda a familias con personas a su cargo (31,2%); y el impulso del teletrabajo (28,6%). Son más hombres que mujeres los que solicitan impulsar el teletrabajo, un 30,2% frente al 27,1%.

El estudio ha sido dirigido por el profesor titular de Sociología de la Universidad de Málaga Luis Ayuso y las investigadoras del Centro de Investigación Social Aplicada (CISA) Olga Jiménez Rodríguez y Nadia Khamis Gutiérrez, con base en una encuesta realizada el pasado mes de enero sobre una muestra de 2.083 personas residentes en Andalucía de entre 30 y 65 años. Los resultados, que están disponibles en la página web de la Fundación CENTRA para su consulta y descarga libre, fueron presentados en el marco del Simposio ‘Andalucía ante el desafío de la conciliación’ celebrado en el Museo de la Autonomía de Andalucía, en Coria del Río (Sevilla), con la participación de destacados especialistas en este campo como Constanza Tobío Soler, catedrática de Sociología de la Universidad Carlos III y experta en género y conciliación, que ha abordado las transformaciones en los procesos de conciliación a través de su estudio de tres generaciones de mujeres (abuelas, madres e hijas); Marta Seiz Puyuelo, investigadora de la UNED y experta en conciliación familiar y teletrabajo, que ha presentado algunos datos y reflexiones sobre cómo se ha vivido la conciliación de la vida laboral y familiar durante el confinamiento y los problemas de conciliación en la actualidad; y Pedro Romero Balsas, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y experto en permisos parentales y paternidades, que ha profundizado en el papel de los permisos parentales como herramienta de conciliación, especialmente en la importancia de la participación masculina y los llamados «nuevos padres».

‘Los cuidados y la conciliación de la vida laboral y familiar en Andalucía’ es el segundo estudio de una serie de tres investigaciones sobre las tendencias que están conformando la realidad social andaluza en tres aspectos clave catalizadores del contexto actual de profunda transformación social: familia, conciliación y juventud. En palabras de su director, Luis Ayuso, «aproximarnos a estos tres pilares resulta clave para conocer nuestras debilidades y las importantes demandas que como sociedad nos encontraremos en el futuro, pero también para poder advertir las nuevas oportunidades que las transformaciones sociales conllevan»

In this article



Carnicería Elvi

Desde 1982 carnes de primera calidad de elaboración propia

calle Infantes, 6, Torre del Mar

Carnicería Elvi

Desde 1982 carnes de primera calidad de elaboración propia

calle Infantes, 6, Torre del Mar