El Hospital Regional de Málaga pone en marcha un servicio de atención y apoyo psicológico para profesionales ante la pandemia de coronavirus

La unidad de Salud Mental ha elaborado una guía de recomendaciones para trabajadores y para la población general para el autocuidado emocional.

La unidad de Salud Mental del Hospital Regional de Málaga ha puesto en marcha un servicio de atención y apoyo psicológico para profesionales del complejo sanitario con la intención de fomentar el cuidado de los trabajadores ante la pandemia de Covid-19.



Este servicio, que cuenta con el apoyo de la dirección del centro sanitario, cumple con el objetivo de cuidar a los profesionales a nivel emocional. Así, los trabajadores del centro que requieran de este servicio podrán contactar de forma telefónica con un equipo de psicólogos y psiquiatras divididos por centros, que harán un primer abordaje por teléfono y que determinarán si es o no necesario concertar una cita presencial. En caso de acudir a consulta, esta garantizará la intimidad del profesional.

Además, esta unidad ha elaborado una guía para el cuidado psicológico de profesionales y pacientes ante la pandemia de coronavirus. Esta ha sido distribuida a todos los trabajadores del complejo hospitalario con el objetivo de que puedan identificar los riesgos psicosociales e incluye una serie de recomendaciones para liberar la carga emocional.

La facultativa especialista de área en psicología clínica de esta unidad, Rosalía Gómez, explica que es importante que los profesionales sanitarios puedan recurrir a unos consejos básicos a la hora de afrontar esta situación excepcional de trabajo. Esta cartelería se distribuirá por los centros del complejo hospitalario, para que los profesionales puedan recurrir a ella en el propio hospital.

En ella, se explica que ante la situación actual se pueden sentir, entre otros, estrés, incertidumbre, riesgo, exposición al sufrimiento y posibles conflictos éticos, lo que pone de relieve la importancia del cuidado y del autocuidado. De este modo, se invita al profesional a conocer los síntomas o indicios de carga emocional y los riesgos psicosociales ligados a este contexto y circunstancias laborales para poder comprenderlos y manejarlos.

Así, se incluye como conductas normales ante situaciones excepcionales como la actual sentimientos como el miedo, la confusión, el distanciamiento o los problemas de sueño. “Se trata de reacciones normales ante una situación extraordinaria, sentirlas no significa que seamos débiles o incapaces de realizar nuestro trabajo”, apunta Gómez.

Una vez identificados los riesgos, se recomienda conocer las técnicas de autoprotección de Covid-19, porque esto facilita la sensación de control, aunque también invita a establecer turnos o rotaciones para las tareas altamente estresantes con periodos de descanso, además de la importancia de reconocer la tarea y el esfuerzo al resto del equipo. También recomienda priorizar y hacer un plan para afrontar cada problema, facilitar momentos de ventilación emocional y mantener actividades de autocuidado como sueño, alimentación y ejercicio, además de mantener tanto relaciones sociales como familiares.

Recomendaciones para la sociedad

El equipo de Salud Mental del Hospital Regional Universitario de Málaga también ha elaborado unas recomendaciones para la población general que se han distribuido en redes sociales y en zonas comunes del centro. Así, señala que sentir estas emociones es lógico e, incluso saludable, “ya que nos ayuda a tomar conciencia de esta situación de crisis, y a cumplir con las medidas necesarias para minimizar riesgos tanto en nosotros, como en nuestro entorno”. Por este motivo, da pautas para llevar a cabo una gestión emocional eficaz de la situación con el objetivo de promover un afrontamiento adecuado y actitudes resilientes.

Entre ellas, recoge estar bien informado, evitar la sobreinformación, mantener la perspectiva, ya que se trata de una situación temporal, y adaptar los hábitos a la situación de confinamiento en domicilio. También recomienda informar a los más pequeños, mantener el contacto social vía telemática, recordar experiencias previas que hayan generado incertidumbre y ver la parte positiva

de esta nueva situación, como poder tener tiempo para actividades de tiempo libre o estar con la familia.

Por último, incorpora un ejercicio de respiración que consiste en inhalar aire de forma profunda por la nariz en cuatro tiempos, aguantando la respiración en cuatro tiempos para, a continuación, exhalar soplando con calma, descansando y repitiendo la secuencia.

Recomendación ante el duelo

Conscientes de las limitaciones y de la excepcionalidad de la situación actual, la unidad de Salud Mental ha elaborado también unas recomendaciones de cara al duelo sin despedida por la pandemia de Covid-19.

“En situaciones al final de la vida es recomendable el acompañamiento familiar y la facilitación de despedidas para iniciar un proceso saludable de duelo. Los rituales de despedida favorecen el inicio de la primera tarea que se ha de realizar ante una pérdida de un ser querido: aceptar su realidad, si bien esto no siempre es posible, como es el caso de la existencia de distancia geográfica o la situación actual de confinamiento por la situación de crisis sanitaria que vivimos por la pandemia de Covid-19”, señala la facultativa de la unidad de Salud Mental del Hospital Regional de Málaga.

Así, entre otros consejos, se recomienda pensar que el ser querido ha muerto sin dolor ni sufrimiento, que estaba acompañado por personal sanitario, y que las emociones necesitan de espacio y tiempo. También aconseja realizar una carta de despedida para expresar las emociones pues supone una forma simbólica de comunicación con nuestro ser querido y, por último, recuerda que la situación de aislamiento es temporal, por lo que cuando regrese la normalidad se podrán realizar las ceremonias de despedida según los valores y creencias propios.

In this article



Carnicería Elvi

Desde 1982 carnes de primera calidad de elaboración propia

calle Infantes, 6, Torre del Mar