El emotivo recuerdo de Luis Enrique a su hija Xana en el aniversario de su muerte

Con el emoticono de una estrella junto a dos corazones, el seleccionador ha recordado a su hija fallecida.

El 29 de agosto de 2019, Luis Enrique comunicó públicamente que su hija Xana, de sólo 9 años, había muerto después de varios meses combatiendo un osteosarcoma, un durísimo cáncer que afecta a los huesos y que es especialmente agresivo en los niños.



Desde entonces empezó un trance que ningún padre desea pasar, y que ha obligado al hoy de nuevo seleccionador a recobrar un nuevo sentido de su vida. Un año después, el entrenador asturiano ha dejado un bello, escueto y emotivo recuerdo en las redes sociales dedicado a su pequeña fallecida. Sin palabras, sólo con emoticonos: dos corazones azules y una estrella en el centro, representando a sus hijos SiraPacho y, por supuesto, Xana.

No ha hecho falta que Luis Enrique explicase el por qué de este escueto y simbólico tuit. Todos los aficionados que han visto el mensaje le han enviado mensajes de ánimo y fuerza, máxime cuando en estos días se le agolparán los recuerdos del durísimo duelo por el que tuvieron que pasar para comprender por qué una niña de 9 años había pasado semejante sufrimiento antes de morir.

Luis Enrique se pondrá de nuevo a cargo de la selección esta misma semana. Los 24 convocados para los próximos partidos del combinado nacional ante Alemania y Ucrania se reencontrarán con el asturiano en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas en estos días, y podrán volver a empezar en esta nueva etapa de la selección.