El dueño de un bar de Valencia acuchilla a un cliente por usar el aseo sin consumir

Primero intentó apuñalarle a la altura del abdomen con un cuchillo de cocina de grandes dimensiones.

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Valencia al propietario de un bar, un varón de 43 años de origen chino, como presunto autor de un delito de tentativa de homicidio, tras clavarle a un hombre en el brazo un cuchillo de cocina de grandes dimensiones e intentar previamente apuñalarle a la altura del abdomen.



Los hechos ocurrieron sobre las seis de la tarde de ayer, cuando los agentes fueron comisionados por la Sala del 091 para que acudiesen a un bar del distrito Centro donde al parecer se había producido una pelea entre dos personas, según publica Alerta Zeta.

Una vez allí, los agentes observaron a un hombre sangrando abundantemente por uno de sus brazos, por lo que rápidamente solicitaron asistencia sanitaria, que trasladó al herido hasta un centro hospitalario.

Los policías averiguaron que momentos antes el agredido habría entrado en el bar con la intención de utilizar los aseos, indicándole el propietario que para poder hacer uso de éstos debía realizar una consumición, a lo que le habría respondido que tomaría algo tras salir del baño.

Una vez salió, habría manifestado que no iba a consumir nada, comenzando entonces una discusión, en el transcurso de la cual la víctima habría tirado al suelo una vitrina expositora, así como vasos y platos que estaban encima de la barra, abandonando seguidamente el local.

Los agentes averiguaron que el propietario del bar habría ido tras la víctima empuñando un cuchillo de cocina de grandes dimensiones y al parecer le habría intentado apuñalar a la altura del abdomen, sin conseguirlo al lograr esquivarlo. A continuación, presuntamente le habría clavado el cuchillo en el brazo derecho, produciéndole a la víctima una herida sangrante.

No continuó la agresión porque se rompió el cuchillo
Los agentes localizaron e intervinieron el cuchillo supuestamente empleado, de 24 centímetros de longitud, que se encontraba en el suelo del establecimiento, partido en dos, junto a un reguero de sangre. El sospechoso manifestó a los policías que había salido tras la víctima con el arma blanca con la intención de acuchillarle y que no habría continuado su agresión “porque se ha roto el cuchillo”.

Por todo ello, los policías detuvieron al propietario como presunto autor de un delito de tentativa de homicidio. El arrestado, sin antecedentes policiales, ha pasado a disposición judicial.

In this article