El dueño de la finca de Totalán, entre lágrimas: “Nunca pensé que por ahí  cabría un niño”

“Ha sido Julen, pero podía haber sido mi niña pequeña. No haber visto este peligro no me lo voy a perdonar”

El propietario de la finca de Totalán donde falleció el pequeño Julen, ha asegurado que él mismo tapó el agujero del pozo para la prospección de agua en el que se cayó el niño “con dos bloques de hormigón”, que “jamás en la vida” pensó que por ahí “cabría un niño” y que eso nunca se lo va a perdonar.

En una breve rueda de prensa, David Serrano, el marido de una prima de los padres de Julen, ha explicado que el fatídico domingo día 13 de enero la familia llegó sobre la una de la tarde a la finca y que él mismo advirtió del peligro del agujero. “Yo veía que alguien podía meter un pie y partírselo, pero jamás en la vida pensé que cabría un niño, eso jamás en la vida me lo voy a perdonar”, ha asegurado.

Según su relato, “el niño estaba jugando” y entonces él escuchó “voces aterradoras”, se acercó ” y descubrió que el niño de dos años y medio “se había escurrido entre los dos bloques y había desaparecido”. “Desde ese día todo me da igual. Ha sido Julen, podía haber sido mi niña pequeña. Eso no me lo voy a perdonar, el no haber visto ese peligro allí”.

Visiblemente emocionado, Serrano ha explicado que con los restos de la tierra que se había sacado del pozo su intención era hacer los cimientos de una futura vivienda en el terreno de su propiedad. La responsabilidad es “de la persona que realizó el pozo”.

Su equipo jurídico, que lleva el despacho de abogados Lawbird, sostiene que “no es un accidente que se pueda prevenir, no es previsible, es imposible que David lo pudiera predecir”, ha dicho el letrado Antonio Flores.

Por su parte, el arquitecto Jesús Flores, que forma parte del equipo, ha apuntado que del informe que él ha realizado se extrae que la situación de riesgo existente “no fue por decisiones” del dueño de la parcela, pero “sí como consecuencia directa de acciones y omisiones del profesional” que hizo el pozo, “sin autorización oficial y sin que se adoptasen las mínimas medidas de seguridad”.

Por eso, han señalado que “la única responsabilidad, si la hubiese, sería de la persona que realizó el pozo” y han dejado claro que su cliente no está como investigado en el procedimiento abierto en el Juzgado de Instrucción número 9 de Málaga, y que se personarán en esas diligencias “en calidad de parte interesada”.

En este artículo



Carnicería Loli

Gran variedad de productos ecológicos. Hacemos toda clase de rellenos por encargo.

Calle Miguel Hernández, 11a, Torre del Mar

Carnicería Loli

Gran variedad de productos ecológicos. Hacemos toda clase de rellenos por encargo.

Calle Miguel Hernández, 11a, Torre del Mar