Detienen a un clan familiar en Málaga que ‘hackeaba’ decodificadores de TV para ver canales de pago de modo ‘pirata’

Según las pesquisas, el negocio ilícito se habría extendido a 4.800 clientes de estos aparatos, con el consiguiente perjuicio de los derechos de autor de sociedades del sector audiovisual.

Agentes de la Policía Nacional han detenido el pasado día 6 de mayo, en Málaga, a un clan familiar dedicado presuntamente a ‘hackear’ decodificadores de televisión, a través de los que podían verse, ilegalmente, canales de pago. Los arrestados, un padre y dos hijos, de 59, 28 y 22 años, se dedicarían a la distribución de estos aparatos, adquiridos en condiciones legales a una gran compañía internacional de comercio electrónico, pero a los que instalaban un software que ofrecía acceso fraudulento a partidos de La Liga, así como contenidos de otras plataformas de pago por visión.



Precisamente, la investigación se inició a raíz de una denuncia procedente del departamento de antipiratería del área de integridad y seguridad de la Liga Nacional de Fútbol Profesional -La Liga-, a raíz de detectar un anuncio, en Internet, que ofertaba en Málaga decodificadores que permitían visualizar de manera fraudulenta contenidos de pago, incluidos partidos de La Liga.

El Grupo de Ciberdelincuencia de la Comisaría Provincial de Málaga se hizo cargo de la investigación, practicando sus agentes diversas diligencias con los teléfonos y correos electrónicos utilizados por la trama para ofertar estos decodificadores en un portal de compraventa de productos en Internet.

Del análisis de las informaciones se constató la presunta implicación en un delito contra la propiedad intelectual de tres hombres españoles, un padre y dos hijos, que trabajaban en un mismo negocio familiar de comercialización de productos tecnológicos, en Málaga capital.

Los investigados atendían al público en dos comercios y disponían, además, de un local habilitado como almacén, donde manipulaban los aparatos para su posterior distribución. Inicialmente, la trama adquiría los decodificadores legales a una gran plataforma internacional de comercio electrónico.

De 25 a 60 euros por cliente para la obtención del software

Según las pesquisas, los clientes compraban los decodificadores pensando que compraban un aparato técnicamente preparado para ver los contenidos de pago. Sin embargo, al recibir la caja del producto, observaban que, junto al decodificador, había unas instrucciones que derivaban al negocio de los investigados -sugiriendo a los compradores que, para acceder a los canales de pago, se necesitaba instalar un software-. Así, a cambio de entre 25 a 60 euros, la trama facilitaba las pautas para descargarse un archivo, a través de Internet, con el que se trucaba finalmente el decodificador.

En los registros practicados en las tiendas de los investigados, así como en el local que utilizaban como centro de almacenaje y manipulación de decodificadores, los agentes intervinieron tres teléfonos móviles, un disco duro y 11 lápices ópticos. Entre estos efectos figura un terminal telefónico que los arrestados trataron de ocultar durante el registro, sabedores de que su descubrimiento los implicaría directamente en los hechos, al haberlo utilizado, mediante una identidad falsa, para contactar con clientes y proporcionar datos de pago -el dinero fue a parar a una cuenta vinculada con uno de los detenidos-.

4.800 clientes de decodificadores manipulados

Según las diligencias practicadas, este negocio ilícito se ha extendido a, al menos, 4.800 clientes -compradores de decodificadores manipulados-, con el consiguiente perjuicio de los derechos de autor tanto de la Liga Nacional de Fútbol Profesional como de las grandes cadenas de series y películas de contenido a demanda o streaming.

De los hechos conoce el Juzgado de Instrucción número 3 de Málaga.

In this article



Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria

Freiduría Tapería La Cañita

Para disfrutar del placer de una buena comida en un entorno privilegiado

Paseo Marítimo del Carmen, 129, Rinón de la Victoria