Detenidos los regentes de un restaurante de Torrox por obligar a trabajar con Covid

Los investigados, de origen argentino, se habrían aprovechado de la situación irregular de sus empleados extranjeros, amenazándoles con el despido o la no retribución, informa Diario Sur.

Se contagiaron de Covid-19, se lo transmitieron a una parte de sus empleados y cuándo estos se quejaron, los amenazaron con despedirlos o no pagarles el sueldo, debido a que estaban en situación irregular. Supuestamente ocurrió en septiembre en el restaurante Cafetería de Javier El Chicle, situado en Torrox-Costa. La Policía Nacional ha detenido a los dueños del establecimiento, una pareja de origen argentino y con nacionalidad española, de 40 años.



La investigación se inició a partir de la denuncia de una de las víctimas, un ciudadano extranjero en situación irregular, que carecía de toda habilitación legal para residir y trabajar, quien informó a los agentes policiales sobre las «condiciones abusivas» que sufría en este establecimiento por parte de sus empleadores, quienes incluso le obligaron a trabajar estando contagiado de la Covid-19.

Las indagaciones realizadas por los agentes policiales confirmaron como, a inicios del pasado mes de septiembre, los investigados habrían tenido síntomas compatibles con la Covid-19, pero, de cara al resto de los trabajadores, aludieron a que se trataba de un mero resfriado. En este sentido, los regentes del bar acondicionaron un botiquín en el local con medicinas antitérmicas, al objeto de combatir los episodios de fiebre.

Sólo unos días más tarde, dos cocineros y un camarero del establecimiento, todos en situación irregular, comenzaron a encontrarse enfermos, confirmando, tras las pruebas pertinentes, que eran positivos en Covid-19. La sorpresa de los trabajadores se produjo cuando, al comunicar a sus jefes que estaban infectados, estos comenzaron a amedrentarlos, «presionándoles para que no cesaran en su actividad laboral bajo amenazas«. Incluso, uno de los positivos ingresó en la UCI de un hospital al agravarse su estado.

Sin respuesta del empresario

Continuando con las indagaciones, los agentes descubrieron que, en ningún momento, los arrestados proporcionaban mascarillas a los empleados de la cocina –sí a los camareros al estar de cara al público–, suponiendo un riesgo para la salud no sólo de los trabajadores sino también de la clientela. Asimismo, los regentes del establecimiento obligaban presuntamente a sus empleados irregulares a aprenderse los datos de filiación de terceras personas, que figuraban dadas de alta en la Seguridad Social, al objeto de identificarse como tales ante una eventual inspección de Trabajo.

Así, el pasado día 16 de diciembre, agentes del Grupo II de la UCRIF de la Comisaría Provincial de Málaga y del grupo operativo de extranjeros de la Comisaría de Vélez-Málaga, llevaron a cabo una inspección en el bar de Torrox junto a la Inspección Provincial de Trabajo y Seguridad Social, que derivó en el arresto del matrimonio por presuntos delitos contra los derechos de los trabajadores, contra la salud pública y falsedad documental. Este periódico contactó este lunes con el arrestado, que declinó hacer valoraciones «hasta consultarlo con mi abogado».

In this article



Neumáticos Merino

Descubre en Neumáticos Merino la tecnología MICHELIN Ultraflex.

calle Salvador Dalí, 15, Vélez-Málaga