Detenido un transportista en Málaga por apropiarse de varios paquetes que contenían teléfonos móviles de alta gama

Los teléfonos se hallaban bloqueados al detectar la empresa propietaria de los mismos que no habían sido entregados en el punto de destino.

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención de un hombre de 40 años y nacionalidad española como presunto responsable de la apropiación indebida de diez teléfonos móviles de alta gama. El arrestado, repartidor de mercancías, se apoderó de varios paquetes, los cuales contenían los terminales de telefonía y utilizando a otras dos personas intentó –dar salida- a los efectos en varios locales de compra-venta de artículos de esta localidad. Finalmente, se procedió a la detención del trasportista, así como de estas dos personas, recuperándose la totalidad de los efectos.



Inicio de la investigación

La actuación se desarrolla a raíz de una información en la que se ponía en conocimiento la existencia de varios terminales de telefonía, expuestos a la venta en un establecimiento, y que se hallaban bloqueados, a pesar de encontrarse completamente nuevos y con los precintos intactos.

Las primeras indagaciones permitieron la localización de nueve teléfonos móviles, en distintos establecimientos de compraventa de esta capital, los cuales presentaban el mismo estado. Igualmente se averiguó que estos bloqueos eran efectuados por la empresa propietaria de los terminales al detectar que los mismos no habían sido entregados a su destinatario.

Tras las pesquisas llevadas a cabo por los investigadores se pudo establecer que, un transportista/repartidor de una conocida empresa de mercancía que opera a nivel nacional, se habría apropiado de varios paquetes, los cuales contenían la totalidad de los terminales sustraídos. El presunto autor, un varón de 40 años y de nacionalidad española, habría entregado los teléfonos móviles a dos personas, para efectuar la venta de los mismos en varios establecimientos de la ciudad y así, obstaculizar la acción policial y eludir el rastreo de los terminales.

Finalmente, los agentes encargados de la investigación procedieron a la detención del repartidor como responsable de un delito de Apropiación Indebida, así como de las otras dos personas, dos varones de nacionalidad española, por su presunta participación en los hechos, siendo imputados por un delito de Receptación de Efectos.

In this article