Detenido en Murcia por sacar de Yemen a dos sobrinas y secuestrarlas durante ocho años

El hombre llegó a España en 2020 con las jóvenes después de un periplo por varios países.

Un hombre de 54 años y nacionalidad yemení ha sido detenido en Cartagena (Murcia) acusado de mantener secuestradas durante ocho años a dos sobrinas, a las que sacó de Yemen junto a sus dos hijas, y de someterlas a su plena voluntad durante ese tiempo, según informa 20 Minutos.



El acusado, que ha ingresado en prisión, salió en 2014 de Yemen con las cuatro chicas, dos de ellas menores, y llegó a España en marzo de 2020 a través del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas tras un periplo que les llevó a varios países.

La investigación comenzó hace más de un año, en septiembre de 2020, cuando el coordinador de una ONG de Cartagena, que da protección internacional a personas en situación de vulnerabilidad o exclusión, interpuso una denuncia ante la Policía Nacional para alertar de que cuatro mujeres de una familia acogida vivían en plena sumisión hacia el varón.

Sobre el paradero de la madre de sus hijas y de los padres de sus sobrinas, el varón había dado diferentes versiones cuando fue interrogado.

Las cuatro mujeres solamente interactuaban con otras mujeres de la ONG y siempre en presencia del detenido, que debía dar su aprobación para que respondieran a las preguntas que les eran formuladas. Del resultado de las visitas al domicilio, los agentes observaron que los alimentos básicos, como legumbres, cereales, fruta y demás, se almacenaban en la habitación del varón, que era quien los gestionaba y administraba.

Las cuatro mujeres presentaban síntomas de malnutrición y extrema delgadez y, además, el detenido retiró de la vivienda todas las televisiones, radios y cualquier aparato similar, con el pretexto de que las chicas no necesitaban tener ningún tipo de contacto con el exterior.

Trasladadas por varios países sin trabas

En 2014, el hombre inició un periplo en el que recorrieron diferentes países durante años: Malasia; Corea del Sur, donde estuvo 15 días; Indonesia, donde permaneció un año; Ecuador, donde solicitó asilo y permaneció cuatro meses; Colombia, donde aceptaron su asilo y de donde salió, tras casi dos años, hacia Turquía. Allí, al dirigirse al consulado de Yemen para renovar su pasaporte, le notificaron que tenía una denuncia por secuestro de sus dos sobrinas. Para evitar que le retirasen a las jóvenes, partió en avión hacia España.

Los agentes, a través de INTERPOL, confirmaron que la madre de las dos sobrinas, que es la mujer del hermano del investigado, seguía buscando a sus hijas. Fue localizada a través de la Agregaduría de Interior en la Embajada de España en Arabia Saudí, que manifestó por videoconferencia que su cuñado se llevó a sus hijas en 2014 y que no sabía nada de ellas desde hacía ocho años. También afirmó que desconocía de dónde obtenía el detenido los medios económicos para sobrevivir.

En el domicilio, los agentes pudieron comprobar las malas condiciones de habitabilidad, ventanas forradas con propaganda y colchones en precarias condiciones de salubridad, entre otras precariedades. En el registro efectuado se le han intervenido cerca de 5.000 euros en efectivo y aproximadamente 2.500 dólares americanos.

In this article