Denuncian que los ayuntamientos no han recibido «ni un solo euro» del Plan Málaga de la Diputación

El PSOE critica que la institución provincial debe 55 millones a los ayuntamientos de este plan para hacer frente a la crisis del COVID.

Alcaldes y alcaldesas socialistas han denunciado que los ayuntamientos no han recibido «ni un solo euro» del Plan Málaga de la Diputación. En una comparecencia junto al portavoz del PSOE en la Diputación, José Bernal, han asegurado sentirse abandonados por el gobierno de la Diputación. La alcaldesa de Archidona, Mercedes Montero, ha recordado que hace cinco meses el presidente de la Diputación, Francisco Salado, anunció “a bombo y platillo” el Plan Málaga, que era “el plan más ambicioso para los municipios de la provincia de Málaga” y que iba a suponer una inyección económica importante para los municipios en estos tiempos de crisis. “Los ayuntamientos no hemos recibido ni un euro de este plan Málaga que tanto los necesitamos”, ha asegurado.



Montero ha apuntado que “la razón de ser de la Diputación es apoyar y estar pendiente de los pueblos menores de 20.000 habitantes en unas circunstancias de normalidad, cuanto más cuando estamos atravesando la crisis económica, social y sanitaria más grande que podamos recordar en la historia reciente”. “Los ayuntamientos estamos pasando una situación compleja como el resto de administraciones pero estamos saliendo adelante aportando dinero a asuntos que no son de nuestra competencia y también a los que son de nuestra competencia pero que no estaban previstos. Y lo estamos haciendo adelantando dinero sin tenerlo en algunos casos”, ha relatado. En este sentido, ha señalado que “agradeceríamos ese ingreso en nuestras arcas, porque nos corresponde”.

Asimismo, Montero ha señalado que además del Plan Málaga la Diputación también adeuda a Archidona el dinero de los materiales del Plan de Fomento del Empleo Agrario de las anualidades de 2019 y 2020. “En el caso de Archidona, entre el Plan Málaga y el PFEA estamos hablando de 900.000 euros de deuda”, ha asegurado.  “Estamos con mucha desesperanza. La Diputación tenía que haber hecho su trabajo. Tenía que haberse ocupado y preocupado de los municipios. Estamos bastante asfixiados”, ha lamentado

Por su parte, el alcalde de Iznate, Gregorio Campos ha denunciado la “dejación de funciones” del gobierno de la Diputación “con su presidente, el señor Salado, a la cabeza”. “La principal función de la Diputación es apoyar a los municipios menores de 20.000 habitantes. Una dejación de funciones que es patente, ya que el gobierno de la Diputación ha abandonado a los ayuntamientos de la provincia de Málaga, en este caso a los pequeños ayuntamientos los ha abandonado a su suerte”, ha explicado. “El señor presidente de la Diputación provincial y su aparato propagandístico y de autobombo miente descaradamente no sólo a los alcaldes y alcaldesas sino principalmente  a los ciudadanos de la provincia Málaga”, ha añadido.

“De todas esas ruedas de prensa que ha dado el equipo de gobierno por la provincia, de las cartas que han enviado, solo queda humo. Los fondos no han llegado. Ni hay inversiones para empleo, ni para refuerzo de los servicios sociales, ni para limpieza y desinfección de nuestros espacios públicos y para medidas de protección. En definitiva, no hay inversión ni hay fondos para nada en los municipios de la provincia”, ha manifestado.

“Después de siete meses de una profunda crisis social, económica y sanitaria los pueblos de la provincia nos sentimos abandonados y desprotegidos por la institución provincial”, ha afirmado. El alcalde de Iznate se ha referido al impago por parte de la Diputación de los fondos del Plan Málaga, del Plan de Asistencia y Cooperación, del Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles, del PFEA y al abandono de la red viaria de la institución provincial. “Después de siete meses de pandemia este alcalde no ha recibido ni una visita, ni una llamada de ningún diputado provincial, ni por supuesto del presidente de la Diputación Provincial preguntando por la situación en que se encuentran los vecinos de Iznate”, ha reconocido.

Por último, el portavoz socialista en la Diputación, José Bernal, ha calificado de “fraude” el Plan Málaga. “El PP en la Diputación debe 55 millones de euros a los ayuntamientos de la provincia de este plan para hacer frente a la crisis del COVID”, ha dicho.

“Los municipios de la provincia de Málaga no han recibido ni un solo euro de ayudas extraordinarias de la Diputación para hacer frente al COVID. Los pueblos y ciudades de Málaga ni siquiera han recibido el grueso de los recursos económicos que les corresponde de los planes ordinarios de la Diputación”, ha señalado.

Bernal ha recordado que Salado anunció una movilización de 233 millones de euros con el Plan Málaga, pero de ellos sólo 70 millones iban a los ayuntamientos, “una cantidad que tenía trampa, porque en ella se incluyó los 15 millones de euros de fondos incondicionados que los ayuntamientos ya habían recibido en marzo”.  “Por tanto, los 70 millones de euros anunciados por el PP en Diputación del Plan Málaga para los ayuntamientos son realmente 55 millones de euros, una cantidad que los pueblos y ciudades de la provincia aún no han recibido”, ha apuntado.

“A pesar de que los diputados del equipo de gobierno llevan meses vendiendo por la provincia estos 55 millones de euros, los ayuntamientos de la provincia aún no han visto un euro. A pesar de que Salado ha enviado cartas a los alcaldes y alcaldesas con el reparto de esos 55 millones de euros, a nuestros pueblos y ciudades no ha llegado un euro”, ha resaltado.

Según Bernal, “lo más grave es que estos 55 millones del Plan Málaga no son ninguna aportación extraordinaria por el COVID, son fondos que ya estaban previstos que recibieran los ayuntamientos”. “Son fondos que corresponden a planes como el Plan de Asistencia y Cooperación, la conocida como Concertación o al Plan de Inversiones Financieramente Sostenibles”, ha aclarado.

“El presidente de la Diputación ha invertido más tiempo en confrontar con el Gobierno de España por los ahorros municipales que en paliar la asfixia económica que sufren los pequeños y medianos municipios de la provincia, que son su competencia. Salado y el PP están haciendo dejación de funciones al no atender  la principal competencia de la Diputación Provincial, que es prestar servicios a los municipios de hasta 20.000 habitantes”, ha manifestado.

“Los ayuntamientos de la provincia están dando la cara y en la primera línea de la lucha contra la pandemia y sus consecuencias económicas y sociales, pero el PP en la Diputación Málaga les está dando la espalda, abandonando a su suerte y asfixiando económicamente”, ha concluido.

In this article



Bar Tulum Beach

Cerrado para frenar el coronavirus. Nosotros también nos quedamos en casa

Paseo de Nuestra Señora del Carmen, 153, Rincón de la Victoria