Custodia compartida, mayor estabilidad y bienestar para los niños

La custodia compartida es la responsabilidad que comparten ambos progenitores para la crianza, educación y bienestar general de sus hijos. 

En este sentido, la Ley de Custodia Compartida ha sufrido algunas modificaciones desde su aprobación en el año 1981. Anteriormente, la custodia era atribuida a un único progenitor y el otro tenía un régimen de visitas y estancias compartidas. Sin embargo, en el 2005, y bajo la Ley de Enjuiciamiento Civil y Código Civil, esta ley fue modificada en favor del bienestar y la estabilidad emocional de los niños



El divorcio o separación es un proceso doloroso y complicado, mucho más si hay niños involucrados, de ahí la importancia de asesorarse con un abogado especialista en materia de Derecho de familia y custodia compartida. En este sentido, Francisco Luis López León, abogado custodia compartida en Málaga, no solo es especialista en el tema, sino que además proporciona un trato cercano y de confianza, aspectos clave para tramitar con éxito este proceso. 

Tipos de custodias

Ante un proceso de separación, uno de los principales aspectos a tratar es la custodia de los niños. Estos pueden dividirse entre: 

  • Custodia exclusiva o monoparental: este es el tipo de custodia más común, donde uno de los padres (generalmente la madre) obtiene la custodia y el otro progenitor tiene derecho, tanto a estancias como a visitas. 
  • Custodia compartida: este es el tipo de custodia que más beneficios proporciona a los niños, ya que ambos padres participan de forma activa en la crianza y las decisiones de sus hijos. Una ventaja de este tipo de custodia es que permite que los niños vivan con ambos padres en períodos alternados, los cuales pueden ser de mutuo acuerdo, por semanas, meses o determinadas temporadas.

Cada vez es más común la solicitud de la custodia compartida, inclusive, varias comunidades han modificado sus correspondientes ordenamientos jurídicos y la han establecido como la opción preferente, por encima de la custodia monoparental. 

Adicionalmente, hay otras dos formas de custodia, aunque son muy poco frecuentes. La primera es la conocida como la guarda y custodia atribuida a un tercero, es la que procede cuando ninguno de los dos padres puede tener la custodia, siendo la causa más común por el fallecimiento de ambos. 

La otra figura es la custodia distributiva o partida, y solo aplica cuando hay varios hijos en común. En este caso, se hace un reparto de los hijos entre ambos progenitores, es decir, uno de los hijos vive con la madre y el otro hijo vive con el padre. Si bien es una alternativa contemplada en la Ley, es poco usual que un Juez acceda a separar a los hermanos. 

Proceso de solicitud de custodia compartida

Este procedimiento se puede tramitar en cualquier momento, siempre de mutuo acuerdo entre ambos padres. El interés siempre debe ser en favor de los intereses de los niños, durante el proceso de divorcio o separación, por solicitud de los padres por convenio regulador o cuando lo acuerden los padres durante el transcurso del procedimiento. 

Cabe destacar que, además de presentar el informe del Ministerio Fiscal, también se oirán los testimonios de los niños, en caso de que los menores tengan juicio suficiente para su edad. 

Por otro lado, el procedimiento también se puede llevar a cabo después de la sentencia de separación o divorcio. En este caso, también se puede proceder de dos maneras: mediante mutuo acuerdo o mediante un procedimiento contencioso. En el caso del procedimiento contencioso, el cual se lleva a cabo a falta de acuerdo entre los padres, consiste en el cambio de medidas del progenitor que desee cambiar el régimen de la custodia monoparental por la compartida

El proceso de las parejas de hecho es muy similar al de un divorcio, el cual puede ser contencioso o de mutuo acuerdo. Si bien, cualquiera de los padres puede hacer esta solicitud, aunque no haya acuerdo previo, el tener mutuo acuerdo evitará el inicio de un proceso judicial, el cual además de costoso, puede ser muy duro a nivel emocional. 

¿Cómo se establece la custodia compartida?

Al momento de establecer la custodia compartida, el juez puede determinar tres escenarios posibles, siempre en función de las necesidades y el bienestar de los niños:

  • Custodia con diferentes domicilios: el niño debe moverse entre los domicilios de ambos padres, ya sea por semanas, temporadas o meses.
  • Custodia compartida en el mismo domicilio: en este caso, son los progenitores los que deben mudarse cada cierto tiempo a la casa. El niño siempre permanecerá en el mismo domicilio.
  • Custodia compartida coexistente: es cuando los dos progenitores viven bajo el mismo techo, aunque no están juntos como pareja.

¿Cuál es la mejor alternativa? Todo dependerá de la situación de cada familia, pero por supuesto, siempre debe prevalecer el bienestar, tanto físico como emocional, del niño. De ahí que lo más apreciado sean las resoluciones donde ambos padres estén de acuerdo.

Ventajas de la custodia compartida

Esta figura supone numerosas ventajas, aunque requiere mucho compromiso y responsabilidad por parte de ambos progenitores. Estas son las principales ventajas:

  • No hay una figura paternal más predominante sobre la otra.
  • Los niños disfrutan del cariño y la atención de sus padres a partes iguales.
  • Se evitan los conflictos por lealtad hacia uno u otro progenitor.
  • Los niños no desarrollan el sentimiento de culpa por tener preferencias por alguno de sus progenitores.
  • La carga de la crianza y las responsabilidades se reparten de forma más equitativa.
  • Fomenta la igualdad entre mujer y hombre.
  • Puede favorecer una relación mucho más sana y equilibrada entre los progenitores.

Por el lado contrario, la custodia compartida obliga a ambos padres a vivir juntos o al menos cerca, para que los niños no tengan un impacto emocional negativo por el cambio de su rutina. También pueden surgir problemas para gestionar las rutinas, sin embargo, es un procedimiento que, llevado de la forma correcta, puede suponer numerosos beneficios, tanto para los niños como para los padres. De ahí la importancia de hacerlo de la mano de un abogado especialista en la materia.  



Jordi Mesón Tapas

El restaurante más premiado de Torre del Mar con gran reconocimiento de sus clientes

calle Azucarera, 6, Torre del Mar