¿Cuánto gana un quiromasajista en España?

¿Quién es el quiromasajista y cuál es su trabajo?

El quiromasajista es aquella figura, que después de haber afrontado los cursos de quiromasaje, ha dominado y perfeccionado este arte.



La palabra quiromasaje deriva del griego y significa “modelar con las manos”.

Este nuevo término ha estado acuñado por el creador de la técnica, el Doctor Vicente Lino Ferrándiz, en los años veinte del  1900 en Barcelona.

El doctor Ferrándiz sostenía que el quiromasaje no era solamente una técnica normal de masaje, sino que para ejercerlo de manera correcta era absolutamente necesario poseer un preciso, profundo y minucioso conocimiento de la fisiología y anatomía humana.

El quiromasajista está constituido por un conjunto de técnicas utilizadas con el fin de calmar el dolor del cliente a través de la manipulación de los tejidos adiposos, musculares y cutáneos.

De hecho, entre las varias técnicas usadas en esta disciplina están diversas formas de masaje, ejecutadas con solo las manos se encuentra: el amasamiento, la fricción, el roce y  la percusión de determinados puntos del cuerpo.

¿Cuáles son los efectos positivos del quiromasaje?

El quiromasaje se centra en aquellos pacientes que sufren contracturas musculares, problemas en los ligamentos y/o tendones y problemas articulares.

La intervención del quiromasajista mejora drásticamente estas condiciones, garantizando al paciente efectos positivos distribuidos a lo largo de todo el cuerpo.

El uso de las manos y de las cremas durante la ejecución del masaje promueve la eliminación de los estratos de la piel más externos y de las células muertas, favoreciendo de tal modo, un renuevo de la epidermis.

Los masajes descontracturantes y relajantes actúan, sobre todo, en el aparato locomotor creando una condición general de relajamiento muscular y esquelético. Es decir, favorece la reducción de inflamación articular y permite una mayor capacidad motora.

El quiromasaje  tiene un óptimo efecto regenerativo también sobre el sistema nervioso, linfático y  circulatorio:

–        A nivel nervioso, este estilo de masajes promueve un estado de relajación general.

–        A nivel linfático, las diferentes manipulaciones manuales desplazan hacia el exterior los materiales de desecho presentes en nuestro cuerpo. La expulsión de nuestro cuerpo de estas células muertas produce un beneficio a nuestro organismo, ayudándolo así a cumplir sus funciones vitales normales.

–        A nivel circulatorio, la circulación sanguínea viene mejorada gracias a las maniobras efectuadas durante el masaje. Una óptima circulación comprende una mejoría en el aporte de sustancias nutritivas para las células de nuestro cuerpo.

¿Cuánto gana un quiromasajista en España?

Convertirse en un quiromasajista es seguramente una óptima decisión para cualquiera que quiera tener un trabajo bien retribuido y flexible.

Las oportunidades de trabajo como quiromasajista son múltiples, permitiendo elegir según las exigencias laborales de cada uno.

Los puestos de trabajo más comunes donde se contrata a profesionales del quiromasaje son: centros estéticos, spa, gimnasios y centros deportivos.

Otra rama, más ingeniosa y arriesgada que la primera, pero en la que se obtienen grandes frutos, es aquella de abrir un centro propio de masajes, ofreciendo los propios servicios a los clientes que visitarán la estructura.

Análoga a esta opción, existe también la posibilidad de ofrecer servicios a domicilio.

Generalmente, cada sesión de masajes tiene una duración de una hora, por un precio que oscila entre los 30 y los 70 euros.

El sueldo medio en España de un quiromasajista novel se da entorno a los 1.500 – 1.900 euros brutos al mes, pero la ganancia puede aumentar según la sede en la que se decide trabajar, o en el caso que se quisiera ser autónomo.

Un quiromasajista con años de experiencia puede llegar a ganar hasta los 3.500 euros brutos mensuales, un sueldo absolutamente importante si se tiene en cuenta que el sueldo medio de un trabajador español es de unos 1.500 euros brutos al mes.

Trabajar como autónomo conlleva el establecer tus propios precios: esta decisión debe ser coherente, ya que un precio muy alto comportaría la pérdida de los propios clientes, mientras un precio muy bajo disminuiría la calidad del servicio y la propia credibilidad.

 



Bar Los Pescadores

Bar típico con una gran solera de pescaíto fresco bien elaborado y precios muy competentes

Paseo Marítimo Levante, 36, Torre del Mar