Científicos de La Mayora descubren por qué el 99,85% de las flores del aguacate no se convierten en fruto

Sólo un 0,15% producen fruta, por lo que los expertos recomiendan aumentar las colmenas y la diversidad de insectos polinizadores en las fincas.

El aguacate es el rey de las frutas subtropicales que se cultivan en la Axarquía. Originario de América, se ha adaptado perfectamente al clima de la comarca oriental desde hace más de cuatro décadas. Aunque en este 2021 no atraviesa por su mejor momento, debido a los recortes hídricos al riego por la sequía, que amenazan con hundir al sector si no se producen lluvias importantes en los próximos meses, los investigadores del Instituto de Hortofruticultura Subtropical y Mediterránea (IHSM) de La Mayora, con sedes en Algarrobo y la capital malagueña, siguen trabajando para optimizar los cultivos, que ocupan más de 8.000 hectáreas sólo en la comarca oriental y producen unas 46.000 toneladas de fruta al año, según ha informado el diario SUR.



Los científicos Iñaki Hormaza y Librada Alcaraz han identificado, en un minucioso trabajo, las problemáticas en la polinización de las flores del aguacate, principal causa que merma la producción de frutos por árbol, y apuestan por soluciones sostenibles para favorecer la polinización natural de este frutal. Hormaza ha señalado en un comunicado que el objetivo de este trabajo es estudiar «porqué el árbol de aguacate produce tantas flores, varios millones por ejemplar, pero sólo unas pocas producen fruto, en concreto el 0,15% de ellas», ha apostillado.

Aunque algunas veces la agricultura se preocupa por aspectos como optimizar el riego, el abonado y la poda de las parcelas de aguacate, se olvida en muchas ocasiones de que «el que haya fruta o no en el árbol depende de la floración», por lo que si no hay una buena polinización, es decir que no llega polen a los estigmas, a pesar de los aspectos de optimización y manejo, la producción de fruta será baja. La producción de aguacate en todo el mundo es muy baja en comparación con la cantidad de flores que produce, por ello Hormaza y Alcaraz han realizado diferentes trabajos para analizar sus factores, en concreto los relacionados con la polinización.

Estos trabajos son una continuación de otros anteriores en los que demostraron que «gran parte de las flores de aguacate, aunque reciban polen, no son capaces de producir fruta». En esta nueva investigación, publicada el pasado agosto, muestran que, además de ese problema, «la mayoría de las flores de aguacate no reciben polen y, las que lo hacen, reciben poco o cuando la flor se encuentra en estado masculino».

Según describen los científicos, el funcionamiento de la floración del aguacate es un proceso complejo. «La flor se abre en estado femenino durante unas pocas horas, se cierra y al día siguiente se abre en estado masculino volviéndose a cerrar para no volver a abrir». Una de las comprobaciones del equipo es que «si la flor recibe el polen en estado masculino no se produce fruto, por lo que merma significativamente las posibilidades de polinización».

Ante estos factores es recomendable aumentar las colmenas y la diversidad de insectos polinizadores en las parcelas de aguacate, promoviendo la proliferación de plantas locales que permitan atraer a los insectos polinizadores. «Hay miles de especies que pueden ser buenos polinizadores de flores de aguacate», ha señalado Hormaza, quien ha reconocido que cuantos más insectos polinizadores haya en las fincas, más probabilidades habrá de que lleven polen en estado femenino a la flor.

«Este aumento de polinizadores potenciará que llegue a la flor una buena cantidad de granos de polen y fomentará la obtención de fruto. Si se obtiene una polinización más eficiente de los aguacates y se aumenta la producción de frutos, se reducirá la cantidad de agua que consume el árbol, optimizando la gestión de los escasos recursos hídricos disponibles», dijeron.

In this article



Restaurante Casa Mari

La cocina de verdad

Avenida de Cómpeta, 9 29752 – Sayalonga