Carmen Calvo reivindica la figura de María Zambrano: “Está más vigente que nunca”

En Vélez-Málaga dentro de los cursos de verano de la Universidad de Málaga (UMA) 

La vicepresidenta primera del Gobierno, ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Carmen Calvo, ha rendido homenaje y gratitud a la figura de María Zambrano “una mujer que hay que situar en el presente”, porque “está más vigente que nunca”.



Durante su intervención en el curso «María Zambrano, hoy», que la Universidad de Málaga celebra en Vélez-Málaga, la ciudad natal de Zambrano, Carmen Calvo ha hecho un paralelismo entre el tiempo actual y el que vivió la escritora malagueña:“a ella le tocó vivir un momento difícil que terminó en tragedia y nuestros tiempos también son complejos”, ha afirmado, para continuar diciendo que “volver la mirada hacia su obra en estos momentos tan ruidosos, en los que se habla pero no se piensa, nos lleva a un momento de reflexión y quietud en el que el silencio es una verdadera propuesta de revolución”.

Calvo, que ha confesado ser “una admiradora” y una “lectora apasionada” de la obra de Zambrano ha reiterado la necesidad de “volver una y otra vez al
pensamiento zambraniano” porque “su compromiso no era algo escrito, su compromiso lo pagó con 45 años de exilio. Era compatriota de los que la
dictadura dejó sin patria, de los que entregaron sus vidas por derechos y para defender la democracia», ha aseverado.

La vicepresidenta ha manifestado su compromiso personal y político con Zambrano: “Mi compromiso individual con María es todo, pero cuando asumo
la responsabilidad en la agenda de la política del Gobierno de la Memoria Democratica es más todavía, porque ella es una, entre otros, de ese exilio
cultural, intelectual y creativo de la que España no se ha recuperado todavía”, ha lamentado la vicepresidenta.

Calvo ha afirmado que “frente a los que piensan que esto es pasado, la memoria tiene un gran porvenir” y ha añadido que “existe el deber de recordar,
porque nos jugamos el futuro”.

La vicepresidenta ha definido a Zambrano como una “mujer rotunda, con compromiso total en todo, también en lo que ella pensaba que tenía que hacer
como mujer”. En este sentido ha dicho que “aunque estuvo lejos del feminismo en términos teóricos, vivió desde parámetros estrictamente feministas por
cuanto supo construir su propio camino en la vida con libertad”.

Calvo ha destacado también cómo la pensadora malagueña “hablaba de la democracia y el sistema político que nace y termina en los derechos y en las
libertades del pueblo soberano”, algo que “hoy hace mucha falta” ha puntualizado. En este sentido la vicepresidenta ha dicho que “las democracias
necesitan demócratas y la responsabilidad individual en cada momento y eso implica posiciones éticas exigentes”. “Ser demócrata es una actitud de corazón y cabeza», ha rematado.

La número dos del Gobierno ha querido también reivindicar a la María proferosa: “Lo era en términos clásicos, en términos de la entrega de lo que yo
sé te lo regalo para ti”, algo, ha añadido, “de lo que estamos muy necesitados en estos tiempos en los que nos van a faltar palabras para agradecer a los que
han tirado, con corazón y pantallas, de nuestros niños y niñas durante la pandemia”, ha añadido la vicepresidenta que ha reiterado que “nuestros
docentes han dado una gran lección».

In this article