Arranca en la Axarquía la campaña del aguacate con incertidumbre a causa de la crisis del Covid

La cosecha se prevé que sea de menor producción por hectárea, aunque de volumen similar, según informa Diario SUR.

La campaña de aguacate 2020-2021 ha comenzado ya en la provincia. Y lo ha hecho con las variedades más tempranas de piel verde, entre las que se encuentran Bacon y Fuerte, y con un mercado abierto a la producción nacional, lo que ha favorecido a los precios para el agricultor. Sin embargo, la campaña fuerte comenzará previsiblemente a mediados de este mes con la variedad Hass, que es la mayoritaria en la provincia y que se prolongará hasta abril o mayo.



La situación que se está viviendo con la pandemia no está favoreciendo al mercado. Si en la primera ola las ventas se dispararon en el retail, en esta segunda ola lo que está sucediendo es que los mayoristas están bajando sus ventas. La incertidumbre crece en el sector a medida que empeora la pandemia en todo el mundo, se decretan los estados de alarma o confinamientos en distintos países y aumentan las medidas para reducir la movilidad, como está sucediendo en algunas zonas de España.

Málaga sigue estando a la cabeza en Andalucía en superficie de cultivo, con unas 7.000 hectáreas, aunque la apuesta por esta fruta crece también con fuerza en Cádiz y Huelva.

El presidente de la Asociación Española de Tropicales, Javier Braun, ha advertido en este sentido que esta campaña empezarán a entrar en producción buena parte de las nuevas plantaciones realizadas en Cádiz, Huelva o Sevilla. En la pasada campaña se estimaba que Málaga y Granada sumaban unas 15.000 hectáreas en su zona costera; Canarias, unas 1.400 hectáreas; Huelva, unas 1.000; Cádiz, unas 800, una superficie muy similar a la de la Comunidad Valenciana, con entre 600 y 800. «Estas superficies se han incrementado en algunas provincias con grandes inversiones y explotaciones que tendrá mucho que decir en las próximas campañas», ha señalado Braun.

Aunque la variedad Hass, que es la más importante en el campo malagueño, no estará en su mejor momento hasta dentro de unas semanas, ya hay productores que la están recolectando aún sin estar madura. «Es de juzgado de guardia porque esto es algo que nos afecta a todos como origen», ha señalado el gerente de Sigfrido Fruit, Sigfrido Molina.

Según las primeras estimaciones, la cosecha 2020-2021 se prevé que se a muy similar a la del pasado ejercicio, aún cuando en la provincia durante la floración la lluvia tiró parte de la flor dificultando la polinización. En Andalucía la cosecha en la campaña 2019-2020 alcanzó las 81.000 toneladas.

Según Sigfrido Molina, los precios están siendo muy buenos para los agricultores, lo que se ha podido comprobar con la variedades de piel verde, que han llegado a alcanzar los 2 euros el kilo en el campo. Molina ha advertido sin embargo que todavía hay mucho aguacate de terceros países como México, República Dominicana, Colombia, Chile, Israel y Marruecos, y que ello no juega a favor de la producción local.

 

In this article