El Vélez recibe un “manotazo” en Huétor-Tájar y se desfonda antes de lo esperado

De nuevo se ha vuelto a cruzar el Huétor-Tájar, un equipo modesto, de un pueblo granadino, de  no mucha tradición en Tercera para asestarle un manotazo, manita, o goleada a un Vélez irreconocible en las últimas jornadas. Perdió 5-1, por cierto en un campo de césped sintético, siendo la primera derrota fuera de casa en una superficie que no era césped natural.

El Vélez ratificó en Huétor-Tájar que se ha desfondado, física y anímicamente. Cuarta jornada sin ganar y además su segunda salida consecutiva siendo goleado, y a merced de un rival que se aprovechó de varios regalos defensivos para endosarle cinco goles. El Vélez se queda con 27 puntos, y su rival se va a los 32, es increíble que rentabilidad saca este equipo a jugadores que posiblemente en otros conjuntos no destacaría, todos liderados por Manu Daza, que como no, le marcó otra vez a los blancos.

Se dejó sentir la ausencia de los dos centrales titulares, Lasly y Diego. El primero sancionado, y el segundo por motivos de trabajo. No comenzaba mal el Vélez, que buscó el área rival con una buena galopada de Joselillo, hoy sí titular. Pero fue un espejismo porque pronto comenzó la debacle con un desajuste defensivo,  para volver a recibir gol de forma temprana, marcaba Mario. Después se unió un error del portero Iván para recibir el segundo, obra de Jorge. . Hay que decir que el cancerbero torreño evitó dos goles más con dos grandes intervenciones. Pudieron llegar más goles, incluso el Vélez lo buscó con algún lanzamiento lejano, como uno de Arturo, pero acabó el primer tiempo con un descorazonado 2-0.  No hubo posibilidad de reacción ya que nada más iniciarse el segundo tiempo, un penalti confirmaba el mal momento veleño. Manu Daza, implacable hacía el 3-0, quedaban 40 minutos de suplicio. Hizo un doble cambio Lucas Cazorla, dando entrada a Zule y Javi Molina por Benji y Cazorla, pero lejos de recortar, llegó el 4º, obra de nuevo de Mario. El único consuelo, el gol de falta de García Márquez, ayer de central junto a Nacho, que ponía fin a una sequía de más de 300 minutos sin anotar, el último gol fue el 1-0 ante el Guadix, que fue la última victoria. Quedaba un cuarto de hora, y no se maquilló más la goleada sino que llego la manita completa con el tanto de Fran.  Debutó Miguel Benítez, un mal día para “dejar de fumar”. El desplome del Vélez parece evidente y antes de lo previsto.




Instituto LEVILÁSER Oftalmología Clínica

sabemos cuidar de sus ojos de forma segura y fiable

Avenida de Andalucía, 81, 29740 Torre del Mar

Cervecería Marisquería Fernando

Más de 20 cervezas de importación, cerveza de bodega y cerveza premium

Calle del Mar, 71, Torre del Mar