Varios jóvenes se movilizan haciendo “guardia” día y noche para salvar a una perra herida y desnutrida

Ocurrió la semana pasada, el rescate de una perra, que se encontraba mal herida, desnutrida y abandonada. Afortunadamente, alrededor de una decena de personas, la mayoría jóvenes, se ponen manos a la obra para rescatarla, incluso haciendo guardia de día y de noche,  ocurrió en Vélez-Málaga. Para ello, las redes sociales fueron las que dieron el primer aviso, pero después se necesitaba la solidaridad, ganas de ayudar, compromiso con los animales, y por supuesto, los valores de estas personas, todo jugó a favor del canino. Son nombres que queremos resaltar, pequeños héroes anónimos: Edenia, David, Anabel, Cristina, Óscar, Álvaro, Laura, Sandra, y otros más que pusieron su granito de arena de bondad.

La historia comienza cuando varias personas, todas muy concienciadas de la problemática del abandono de animales, y algunas veces de su maltrato, se enteran que hay una perra, un mastín, en la zona de Los Tejares, junto al Polígono de los Zamoranos en Vélez-Málaga y que está enferma. En concreto, el primer aviso lo da un miembro del facebook “Nuestros animales de Vélez-Málaga, perdidos, encontrados o abandonados“. A partir de ahí mueven todos los hilos para capturar a este can, y poder mandarlo al veterinario y que vaya recuperándose.

Incluso hicieron una noche”guardia” para comprobar que la perra no se escapara y tenerla controlada para así acceder a ella. Sin duda la mejor noticia, además de que se recupere el animal, es el compromiso cada vez más porque los perros u otros animales ,no sufran , y sean atendidos cuando estén enfermos.

Hemos hablado con una de las jóvenes que se desplazó a la zona de Los Tejares donde habían visto a la perra en condiciones lamentables. Se trata de Edenia Martín, una de las tantas personas “animalistas” que le duele lo que le pueda pasar a los animales. Ella nos cuenta como fue sucediéndose todo: “Fuimos a ver la zona donde nos dijeron que podía encontrarse el perro, lo vimos de lejos, porque no se dejaba coger, con heridas, sangrando y se escondía en unos matorrales, con pinchos, y no podíamos capturarlo para poder ayudarlo. Llamamos al Seprona, estaban de descanso, algo que nos sorprendió, pero sí nos ayudó la Policía Local, sobre todo una agente, que es animalista y se portaron bien “.

La joven nos sigue contando la historia, destacando que este animal llevaba varios días abandonado, le echaban de comer algunos trabajadores del polígono, hasta que alguien dió la alerta en esa página de Facebook. Sería una decena de personas las que el pasado jueves por la noche no consiguieron en su primer intento rescatar a este perra. Destacar que el tejar donde transcurre esta historia, está abandonado, como tantos otros en Vélez-Málaga.


El animal no se dejaba atrapar
Edenia, prosigue su relato: “El jueves por la noche, además de gente de la zona, también vinieron gente de Málaga, que se sorprenden los casos que ocurren aquí, y nos hicieron el relevo,porque se quedaron hasta de madrugada. Ya viernes y sábado fue en vano nuestra intención de cogerlo. Era muy hábil, y se metía por sitios muy complicados de acceder, estaba asustada, se escondía por cualquier hueco, a pesar de sus pocas fuerzas y desnutrición”.

Buscan una jaula trampa.
Era evidente que había dificultad para atrapar a la perra herida. Buscan en Málaga, gracias a algunas personas de la capital, una jaula trampa en una protectora. Pusieron 100 euros de depósito porque este utensilio es bastante caro. Viernes y sábado no había manera de encontrar al animal y sería el domingo al mediodía cuando colocan la jaula y comienza a organizarse por turnos, para ver si había éxito y que no se la llevaran. Edenia nos comenta: “Hicimos como una guardia, y es que queríamos pillarlo cuanto antes, y que no pasara horas encerrado en ese habitáculo, sino cogerlo y atenderlo. Se quedaron unos amigos con una furgoneta toda la noche del domingo, y lo que vemos es que capturamos un cachorro, o sea otro perro, de una camada de un pit bull y lo llevamos al Refugio Leo”.

No había manera de atrapar a la perra “Hope”

Esperanza, así se llama la perra, o mejor dicho Hope, en inglés. Viendo que seguía sin entrar en la jaula, el lunes era cuando iban a lograr dar con ella. Así nos lo cuenta Edenia: “Nos avisan que han visto a la perrita sobre la una de la tarde del lunes por esos carriles, y la vemos agotada, e intentamos acorrarla, corremos detrás de ella, pero no había manera. Se metió en un tejar, y  entre dos contenedores, no teníamos muchos medios, nos ayudó Óscar del Bosque que es presidente de una protectora. Pudimos por fin cogerla y llevarla al veterinario”

Sin duda final feliz, pero sobre todo por el amor y compromiso de unos jóvenes por la dignidad, calidad de vida y el respeto a los animales. En este caso de esta perrita mastín, de nombre Hope, y cuya esperanza de vida ha mejorado por la acción de estos animalistas.

En este artículo



Cafetería Azúcar

Un nuevo concepto de gastronomía: desayunos naturales, carta sin gluten, vegana y mucho más.

Calle del Mar, 37, Torre del Mar

Cafetería Azúcar

Un nuevo concepto de gastronomía: desayunos naturales, carta sin gluten, vegana y mucho más.

Calle del Mar, 37, Torre del Mar