Una niña de 8 años salva a su madre cuando recibía una brutal paliza de su padre en Málaga

Una niña de ocho años no dudó en enfrentarse a su padre cuando éste le pegaba una brutal paliza a su madre. Fue la propia mujer quien confesó a los policías nacionales que su pareja le acababa de golpear y que se había salvado gracias a la menor, hija de ambos. Al parecer el hombre se había encerrado con la pequeña en la casa, de hecho fue ella quien, en un descuido del varón, abrió la puerta del piso facilitando la detención de su padre, según el Diario SUR. 

Los hechos sucedieron en la madrugada del pasado lunes, en la zona de Ciudad Jardín de Málaga. El varón, de 32 años y nacionalidad paraguaya, habría estado bebiendo y llegó sobre la medianoche a la casa con unas cervezas en la mano y comenzó a poner música a un nivel muy alto.



Su mujer le pidió que la bajara ya que habían tenido problemas previamente con los vecinos, quienes a su vez se quejaron al dueño del inmueble en el que residían de alquiler. Al parecer fue ahí cuando, según cuenta la víctima al medio, empezaron los insultos, golpes y también la emprendió con varios muebles de la casa, llegando a destrozar una puerta.

La mujer trató de llamar a la policía con su móvil, pero según su relato, su marido se lo quitó y lo destrozó. Acto seguido la agarró por el cuello con una mano, apretando y dificultándole la respiración, mientras que con la otra le dio un fuerte puñetazo en la boca.

Fue entonces cuando la menor, que había sido testigo, se interpuso, abalanzándose sobre el hombre, agarrándolo por la ropa hasta que su padre la apartó de un empujón y la niña se golpeó con la puerta de la casa. La mujer tuvo tiempo para refugiarse en casa de una vecina, donde avisó a la Policía Nacional. Según el medio, el varón se encerró en el piso con la niña y no dejaba entrar a los agentes. Pero ella logró abrir la puerta para que fuese detenido.

La mujer habría estado sufriendo malos tratos desde hacía tiempo

En la comisaría la mujer confesó haber estado sufriendo malos tratos desde hacía tiempo y que estos episodios se repiten los fines de semana cuando su pareja bebía cerveza. En casos anteriores la habría amenazado de muerte si le denunciaba: “Si llamas a la policía y salgo libre te voy a matar. También aseguró que tenía que mantener relaciones sexuales con él porque se volvía violento y para así lograr apaciguar su actitud. Hasta el pasado lunes no denunció lo ocurrido, al parecer por miedo a posibles consecuencias administrativas que perjudicasen a su hija.

In this article



Multioficinas SL

¡Paga solo por lo que imprimes y ahorra costes! Distribuidor oficial Ricoh para Málaga

calle Estonia, 19, Málaga

Multioficinas SL

¡Paga solo por lo que imprimes y ahorra costes! Distribuidor oficial Ricoh para Málaga

calle Estonia, 19, Málaga