Te damos consejos prácticos para prevenir ahogamientos de niños, la 2ª causa de muerte evitable en España

Los niños pequeños y los adolescentes son los grupos de mayor riesgo de ahogamientos en piscinas. Para evitarlos, se recomienda acompañar y vigilar a los niños de cerca en el agua. Los niños pueden ahogarse en cuestión de segundos y en superficies con muy poca agua. 

En España, los ahogamientos son la segunda causa de mortalidad infantil evitable en menores de 14 años, después de los accidentes de tráfico. Este tipo de accidentes suelen producirse con mayor frecuencia en piscinas particulares o en piscinas privadas en niños menores de 5 años.

En cambio, en niños más mayores (más de 14 años) el escenario cambia. Los lagos, ríos o canales son los lugares más frecuentes donde se producen los ahogamientos entre los adolescentes. Y estos accidentes además están asociados al consumo de alcohol.Para evitar este tipo de accidentes, los pediatras recomiendan una serie de indicaciones. La más importante es no dejar nunca a un niño solo en el agua, por muy bien que sepa nadar o que parezca que no existe peligro. Los niños pequeños pueden ahogarse con poca cantidad de agua. Por increíble que parezca 2 centímetros son suficientes para que el bebé o niño pueda ahogarse. ¡Ojo con los pozos! Pero también con las bañeras y las piscinas portátiles.

Las clases de natación y el aprendizaje de habilidades de supervivencia en el agua, pueden disminuir las tasas de ahogamientos en los niños. Pero esto no significa en ningún caso que los niños dispongan de una protección completa. Existen estudios que afirman que iniciar las clases de natación entre los 1 y 4 años disminuyen los ahogamientos. No obstante, pese a saber nadar, se hace necesaria la supervisión continua de un adulto. Si es en un recinto privado, más. Y si en una piscina pública o comunitaria es necesario la presencia de un vigilante. Y además, en estos recintos, también se recomienda que estén cercados por completo y que la valla sea lo suficientemente alta para evitar que los niños puedan acceder a ella, saltando o trepando.

Las piscinas públicas o comunitarias también deben indicar la profundidad de cada área a lo largo de todo el perímetro. Si la altura es inferior a 1,20 metros, está prohibido tirarse de cabeza. Si es superior a 1,80 metros se aconseja lo contrario. Los niños pequeños deben tirarse al agua de pie. El entrenamiento en maniobras de técnicas de reanimación pulmonar, tanto de los padres como de los adolescentes y niños mayores, representa también una medida efectiva para evitar ahogamientos en el agua.

En este artículo



Bar Tulum Beach

Espectaculares cafés y cócteles frente al mar en la hermosa playa de Rincón

Paseo Marítimo Virgen del Carmen, 125, 29730 Rincón de la Victoria, Málaga

Bar Tulum Beach

Espectaculares cafés y cócteles frente al mar en la hermosa playa de Rincón

Paseo Marítimo Virgen del Carmen, 125, 29730 Rincón de la Victoria, Málaga