Muere el compositor y director de orquesta Cristóbal Halffter a los 91 años de edad

El compositor falleció ayer a los 91 años en la localidad leonesa de Villafranca del Bierzo.

En Villafranca del Bierzo, la localidad leonesa que desde hace años se había convertido en su refugio -concretamente el Castillo-Palacio de los marqueses de Villafranca-, ha muerto Cristóbal Halffter, uno de los nombres fundamentales de la música española, de la que fue uno de sus grandes referentes. Tenía 91 años y llevaba hospitalizado varios días. Más de un centenar de composiciones, entre ellas la ópera ‘Don Quijote’, que compuso para el Teatro Real con libreto de Andrés Amorós, son el bagaje tangible del músico. Pero Halffter deja también una herencia silenciosa pero igual de poderosa; era un hombre de una gran preocupación social e intelectual, con una gran profundidad de pensamiento: «Pediremos a gritos el silencio para poder disfrutar de la música», dijo en una entrevista a ABC en el año 1993.



Cristóbal Halffter Jiménez-Encina nació en Madrid el 24 de marzo de 1930. Pertenecía a una de las sagas más fecundas de la música española. Sus tíos eran Ernesto y Rodolfo Halffter: el primero, uno de los alumnos predilectos de Manuel de Falla, fue quien completó, a la muerte del músico gaditano, su monumental partitura ‘La Atlántida’. En 1936, huyendo de la Guerra Civil Española, la familia Halffter se trasladó a Alemania nazi, y en Baviera cursó Cristóbal sus primeros estudios.

Al terminar la contienda española, en 1939, la familia regresó a Madrid. En el Real Conservatorio de Música de esta ciudad Cristóbal Halftter estudió composición con Conrado del Campo en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid (también ampliaría estudios con Alexandre Tansman y André Jolivet). Se graduó en 1951, precisamente el año que daría nombre a la generación a la que pertenecía el músico, y que es una de las más ilustres de nuestra música, con nombres tan exitosos como los de Ramón Barce, Josep Soler, Román Alís, Luis de Pablo, Carmelo Bernaola o Joan Guinjoan.

Halffter trabajó en Radio Nacional de España, y estudió dirección de orquesta. En 1952, su ‘Antífona Pascual’ obtuvo un resonante éxito, y en 1953 su ‘Concierto para piano’ ganó el Premio Nacional de Música Nacional. Entre 1955 y 1963, fue director de la Orquesta Falla. Siguió una exitosa carrera como compositor y director, escribiendo música que combinaba elementos tradicionales españoles con técnicas de vanguardia.

En 1962 ganó por oposición la Cátedra de Composición y Formas Musicales del Real Conservatorio de Música de Madrid y en 1964 fue nombrado director de este centro. En 1966 dimitió de ambos cargos para poder dedicar su actividad profesional a la creación y dirección de orquesta. Dos años más tarde, lograba un gran triunfo internacional con el estreno de la cantata ‘Yes, speak out’, que le había encargado Naciones Unidas para conmemorar el XX Aniversario de la Declaración de los Derechos Humanos.

Fue presidente de Honor del Festival Internacional de Arte Contemporáneo de Royan (Francia) y en 1976 y 1978 ocupó la Cátedra de Composición de los Cursos de Música Contemporánea de Darmstadt (Alemania Federal). Su obra como compositor abarca un amplio espectro creativo que va desde la música coral, de cámara y electrónica a la escritura para la gran formación sinfónica. Entre sus últimas producciones se encuentran el ‘Doble concierto para violín, viola y orquesta’; ‘Concierto número 2 para violonchelo y orquesta’, escrito por encargo de la Orquesta de Baden-Baden para Rostropovich (1985); ‘Tres poemas de la lírica española para barítono y orquesta’ (1985-86), escrito por encargo de la Orquesta Filarmónica de Berlín. En su creación compositiva se refleja un profundo compromiso con la problemática humana y social del mundo contemporáneo. De 1986 a 1989, ocupó la Cátedra de Composición en el Conservatorio de Berna. Fue académico de la Academia Europea de las Ciencias, las Artes y las Letras, de París. En 1983 fue elegido miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, de Madrid y en 1985 de la Akademie der Künste, de Berlín. Ese mismo año fue nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de León.

Como director de orquesta, se ha puesto al frente de las más importantes orquestas europeas y americanas (Filarmónica de Berlín, Orquesta de la Radio de Baden-Baden, Tonhalle de Zurich, Nacional de Francia, Sinfónica de Londres, Suisse Romand, Festival de Lucerna, Bamberg o Hamburgo) por las que fue continuamente invitado a dirigir conciertos en cuyos programas procuraba ofrecer, al lado de las obras del repertorio sinfónico tradicional, obras contemporáneas, bien propias o de compositores del siglo XX.

En marzo de 1988 recibió la Medalla de Oro del Instituto Goethe en mérito a su labor cultural en la República Federal de Alemania. Ese mismo año le fue otorgada la Medalla de Oro de las Bellas Artes de la Junta de Castilla-León. En1989 recibió el Premio Nacional de Música y fue nombrado miembro de la Real Academia de Suecia. Pertenece a la Academia de las Ciencias y las Artes Europeas. En marzo de 1994 recibió el Premio Montaigne, de la Fundación F.V.S. de Hamburgo, por los valores de renovación de su lenguaje musical y el contenido humanístico de su obra.

Don Quijote

El 23 de febrero de 2000, Cristóbal Halffter, con 70 años, volvía a colocar su nombre en el panorama artístico. El 23 de febrero en el Teatro Real de Madrid se estrenó su ópera ‘Don Quijote’, basada en la obra inmortal de Cervantes. Aquellas representaciones fueron dirigidas musicalmente por Pedro Halffter Caro, su hijo (y de su mujer, la pianista María Manuela Caro, con quien tuvo dos vástagos más, Alonso y María), que sigue como director de orquesta la ilustre saga familiar. En 2009, el compositor era galardonado con el premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento en Música Contemporánea en reconocimiento a la contribución de su obra a la idea de una música contemporánea europea.

 

In this article



Bar Los Pescadores

Bar típico con una gran solera de pescaíto fresco bien elaborado y precios muy competentes

Paseo Marítimo Levante, 36, Torre del Mar

Bar Los Pescadores

Bar típico con una gran solera de pescaíto fresco bien elaborado y precios muy competentes

Paseo Marítimo Levante, 36, Torre del Mar