Más de la mitad de las terrazas del Centro de Málaga incumple las superficies autorizadas

El OMAU chequea cinco zonas del casco antiguo y analiza la situación de 66 establecimientos. El porcentaje de negocios que invaden más suelo del permitido cae cuatro puntos respecto a 2015

El pepito grillo en el que con el paso de los años se ha acabado convirtiendo el Observatorio de Medio Ambiente Urbano (OMAU) en lo que respecta a la gestión del Ayuntamiento de Málaga pone sobre la mesa un nuevo documento de análisis sobre la problemática de las terrazas de los bares y restaurantes y la ocupación que las mismas hacen, no siempre de manera regular, del espacio público. En esta ocasión con un estudio que da continuidad a trabajos similares realizados en 2012 y 2015 y en el que se vuelve a poner de manifiesto que la inmensa mayoría de los 66 establecimientos estudiados incumple la totalidad de los preceptos objetos de chequeo conforme a la normativa vigente.



Como ya ocurriera en las actuaciones anteriores, la empresa adjudicataria del trabajo, Estudio 7, pone la lupa sobre los establecimientos localizados en los escenarios Strachan-La Bolsa; Plaza de las Flores; Plaza Uncibay; Plaza de la Merced, y Plaza del Siglo-Plaza del Carbón (esta última es nueva). Si bien se pueden observar ciertas mejorías por parte de los hosteleros, es evidente que el avance es escaso, más aún si se toma como punto de partida la aprobación a mediados del año pasado de la nueva Ordenación de Ocupación de Vía Pública.

De manera global, como informa Málaga Hoy, según el trabajo de campo realizado, el 54% de los bares y restaurantes «no respeta la superficie autorizada» para la instalación del mobiliario, «invadiendo», por tanto, el espacio público más allá de lo debido. La suma de las superficies afectadas por esta irregularidad viene a representar el 5% del total de las calles analizadas. Aunque el parámetro parece bajo, la realidad es que representa un incremento del 17% respecto a la superficie que los empresarios sí tenían permitida en estos puntos. La suma de los metros cuadrados de las terrazas autorizadas en estas cinco zonas representan el 28% de todo el espacio; el 67% restante está libre.

Los técnicos someten a examen el comportamiento de los locales atendiendo a la superficie autorizada; la delimitación lateral, que debe ser menor a 1,5 metros de altura; la existencia de pizarra de menús en la zona autorizada; la inexistencia de elementos de calefacción, y la inexistencia de publicidad en el mobiliario. Según los resultados, apenas hay un 8% de los locales cumple con todos los condicionantes, frente a un 92% que incumple al menos uno. Este último porcentaje crece respecto a 2015 (86%) y repite el dato de 2012. Respecto a esos dos periodos, se produce un aumento del número de establecimientos, que pasa de 42, en 2012; a 45, en 2015, y a 66 el año pasado (54 si no se incluye Plaza del Carbón-Plaza del Siglo, que no fueron estudiadas en los periodos anteriores).

Los números vienen a reflejar un mayor cumplimiento en lo tocante a la superficie autorizada. Tomando como referencia este parámetro, el 46% de los locales objeto del estudio cumple los metros permitidos, no así el 54%. Un dato que mejora en cuatro puntos el registrado en los trabajos de 2015 y 2012.

Mejora igualmente el comportamiento de aquellos que incluyen la pizarra de los menús dentro de las zonas autorizadas (52% cumple, frente a un 37% en 2015). Por el contrario, crece el porcentaje de los que incumplen con la colocación de publicidad en el mobiliario, un 49% en 2018 frente a un 35% en 2015, y de los que vulneran la norma en lo relativo a la delimitación lateral: un 31% lo incumplía en el documento actual, frente a un 2% en 2015.

En el marco del estudio, los responsables del OMAU relacionan de manera directa la pérdida de población que viene sufriendo el Centro histórico desde el año 2007 con «la eclosión turística del Centro y físicamente con las áreas donde más actividad de ocio nocturno se ha desarrollo». «La imagen de la ciudad antigua actual no tiene nada que ver con la que empezamos a recuperar en los años noventa; sin embargo, han aparecido nuevas problemáticas derivadas de la nueva actividad económica como la hostelería que ha tenido un gran desarrollo, pero que también supone molestias para residentes y comerciantes, al ocupar con mesas y terrazas más espacio público del permitido», se apostilla en el análisis.

Es por ello que desde el organismo municipal se pone en consideración el que los proyectos de rehabilitación urbana acometidos en las últimas décadas en esta zona de la ciudad «fueron aprobados principalmente para ampliar el espacio público como lugares de encuentro ciudadano, paseo o juego para niños». Y se subraya que el objetivo debe ser «procurar que los residentes y comerciantes se sientan cómodos, que la gente no abandone su vivienda y se traslade a otra parte, fomentar la atracción de la ciudad antigua y sus arrabales o el propio Muelle Heredia-Soho para animar a las personas, sobre todo jóvenes a vivir en el Centro».

En este artículo



Hotel Posada del Bandolero

Disfruta de la mejor gastronomía axárquica y descubre los excelentes vinos de Málaga

Calle Cristo, 1, 29718 El Borge, Málaga

Cash Now!!!

Todo lo que puedas necesitar en artículos en oportunidad o de segunda mano

Calle Cristo, 61, Vélez-Málaga