Más de 200 familias rinconeras, afectadas por la suspensión de unos cursos de inmersión lingüística

Los estudiantes habían pagado 700 euros para viajar a Inglaterra pero el coronavirus les ha dejado sin viaje y sin el dinero, ya que la organizadora aún no lo ha devuelto, informa Diario Sur.

El inicio del estado de alarma, en marzo, les pilló con la maleta lista para irse de viaje con el instituto. Como cada año por esas fechas, numerosos estudiantes malagueños tenían previsto viajar a Inglaterra para disfrutar de una semana de inmersión lingüistica, pero la tristemente famosa Covid-19 les dejó en tierra, sin viaje y sin el dinero que ya habían abonado a la empresa organizadora. En total, más de 200 familias de la provincia –hasta 1.000 en toda España– han comenzado a movilizarse para recuperar el dinero que habían pagado.



Estudiantes del IES Bezmiliana, en Rincón de la Victoria; IES Fuente Lucena, en Alhaurín el Grande, y Colegio Gibraljaire, en la capital, lo tenían todo preparado para viajar a Porthmouth y Scarborough en un viaje organizado por la empresa BradenEnglish, una compañía con amplia experiencia en este tipo de expediciones. Las familias habían abonado ya los 700 euros que costaba el paquete, pero la forzada limitación de la movilidad y el cierre de fronteras impidió que salieran de sus casas.

Cinco meses después, los afectados denuncian que aún no se les ha devuelto el dinero y han comenzado a organizarse a través de redes sociales con la intención de presentar una demanda contra la empresa. Los organizadores aseguran no tener liquidez para devolver las cantidades invertidas y a las familias sólo les han dado la opción de recuperar una parte (en torno al 30%, más un 5% en bonos de viaje canjeables).

Uno de los padres afectados, David Muñoz, que actúa también como portavoz de las familias, es consciente de que todo el problema lo ha provocado la Covid-19, ya que otra hija viajó hace un par de años sin problemas, y denuncia que la empresa organizadora no ha sido capaz de darles una solución satisfactoria. Explica que desde que se decretó el estado de alarma están en contacto con los responsables del viaje «sin recibir respuestas» y por ello entiende que la empresa no está haciendo todo lo que puede para solucionar el problema.

«Si se anulan los viajes, la ley de consumo marca una serie de obligaciones, como devolver el coste de los vuelos». Pero nada de eso dicen haber cobrado. «Hemos comenzado a organizarnos porque hay afectados en toda España y no queremos que esto se quede así», añade. A su juicio, la empresa se niega a devolver ninguna cantidad argumentando que se van a acoger a un concurso de acreedores.

Este padre de alumno confiesa que todos los afectados se encuentran «desamparados por la falta de información recibida». En este sentido, dice que incluso se han ofrecido a reclamar ellos personalmente ante las compañías aéreas, pero como no tienen los localizadores de los vuelo, no pueden hacerlo. Hasta el momento ya han puesto una denuncia en la Comandancia de la Guardia Civil, que inicialmente ha sido sobreseida. Desconocen si es por defectos de forma o porque no han visto que se haya producido un delito penal.

Falta de liquidez

Responsables de la empresa reconocen la situación pero confiesan que la solución no es sencilla porque ellos sólo actúan como meros intermediarios, como si fueran una agencia de viajes. Explican que ya habían realizado todos los pagos a las empresas correspondientes en Inglaterra y que ninguna se lo ha reembolsado tras la crisis del coronavirus, por lo que se encuentran sin la liquidez necesaria para efectuar las devoluciones.

Desde BradenEnglish añaden que la situación es especialmente compleja porque el pago se ha realizado a empresas de otro país, por lo que no se rigen por la misma ley española. Por si fuera poco, dos de ellas ya se han declarado en concurso de acreedores. «Vamos a devolver a las familias todo el dinero que nos ha quedado, que es en torno al 35% del total del viaje, aunque seguramente tendremos que cerrar y acogernos a un concurso de acreedores», avanzan.

Desde la organizadora explican que en toda España hay alrededor de 1.000 familias afectadas, aunque el problema se repite en otras compañías similares del sector. Al parecer, las empresas inglesas están ofreciendo la devolución del dinero en vales, una opción que consideran inviable ya que estos viajes no se recuperarán al menos hasta septiembre de 2021. «Tenemos 500.000 euros invertido entre vuelos, estancias y transportes», reconocen.

In this article



Restaurante Marisquería Bar Negri

Restaurante con tradición de casi 40 años. Nuestras gambas son conocidas en el mundo entero

Paseo Larios, 14, Torre del Mar