Los padres del alumno expulsado en Rincón castigan a su hijo pero acusan a la profesora de Vox de adoctrinar a los niños

Los padres del menor que fue expulsado el martes de clase del instituto Bezmiliana de Rincón de la Victoria por, supuestamente, agredir verbalmente y tener actitudes violentas con una profesora por el hecho de que ésta fuera de Vox niegan que su hijo fuera el impulsor de la protesta aunque recibió su castigo y al mismo tiempo acusan a la maestra de “adoctrinar” a los menores.

En declaraciones recogidas por Málaga Hoy, afirma que “He hablado con alumnos de la clase de mi hijo y de otras clases y me dicen que esta profesora en clase defiende su ideología normalmente. Que siempre habla de Vox, que critica a los homosexuales, el aborto o el matrimonio gay”, exponen, si bien aseguran que nunca lo han denunciado a la dirección del centro.



“Cuando vi la noticia le pregunté a mi hijo qué había pasado. Me dijo que en la clase anterior, de Tecnología, los niños decían que no iban a dejar entrar a la profesora de Lengua porque era ultraderechista. Cuando los alumnos fueron a la clase de Lengua, mi hijo avisó a la profesora en el pasillo de que los compañeros no la querían dejar entrar y se fue al servicio, por lo que no es verdad que él le cerrara la puerta”, relata la madre.

La progenitora explica que, según el relato de su hijo, al entrar el menor en la clase había alumnos gritando contra la maestra por ser de Vox, diciendo viva el PSOE y defendiendo la libertad de los presos políticos catalanes. “No justifico eso para nada. Es una falta de respeto y le he castigado. Mi hijo me reconoce que se puso nervioso y que puso una silla fuerte en el suelo, pero que no le dijo nada ni la amedrentó”, afirma la madre, quien reconoce que su hijo, pese a sacar buenas notas de forma habitual, tiene seis partes de disciplina abiertos “porque es un niño muy bocazas”.

“No justifico eso para nada. Es una falta de respeto y le he castigado. Mi hijo me reconoce que se puso nervioso y que puso una silla fuerte en el suelo, pero que no le dijo nada ni la amedrentó”

“Los castigos que son de verdad los acepto, pero si no ha sido él solo deben castigar a toda la clase o a ninguno, pero no solo a él”, prosigue la madre, que teme que expulsen al menor del centro, si bien afirma que no ha recibido ninguna llamada de la dirección del instituto.

La profesora, Inmaculada Enríquez, denunció el martes ese supuesto acoso y aseguró que “el alumno ha empezado a amedrentarme tirando la silla, empujando la mesa, y he sentido que me iba a pegar”.

En este artículo



Pub McClaud

Las mejores pintas de cerveza en Calle Fina de Vélez-Málaga

Pub McClaud

Las mejores pintas de cerveza en Calle Fina de Vélez-Málaga