Los GEO abordan un velero que cargaba mil kilos de cocaína para una red de narcos asentados en Málaga

Hay un total de ocho detenidos pertenecientes a una red que empleaba embarcaciones de competición para transportar droga entre continentes.

La Policía Nacional y la Agencia Tributaria, en colaboración con autoridades británicas y francesas, ha desarticulado un sofisticado grupo criminal en la operación ‘Galera‘, llevada a cabo simultáneamente en Málaga y en aguas del Atlántico. El Grupo Especial de Operaciones (GEO) y el Servicio de Vigilancia Aduanera se encargaron de abordar un velero de alta gama (concebido para competir en regatas en aguas abiertas) en el que, no sin riesgo, consiguieron incautarse de mil kilogramos de cocaína y detener a la tripulación.



A su vez, en tierras malagueñas se produjeron varios registros domiciliarios con los que se terminó de desmontar al grupo –hubo cinco detenciones más–. La investigación se inició a finales del año 2020 como consecuencia de las labores de inteligencia llevadas a cabo en torno a infraestructuras portuarias, y con las que se descubrió a varios ciudadanos europeos ubicados en diversas localidades de la Málaga y el Levante vinculados con el transporte marítimo de cocaína a través de embarcaciones. Tal y como explican en un comunicado de la Policía Nacional, poco después se corroboró la existencia de una organización criminal de narcotraficantes especializada en el transporte de sustancias estupefacientes desde Sudamérica hasta España mediante veleros de competición.

El grupo criminal contaba con expertos patrones y curtidos marineros asentados en España y especializados en la navegación de esta clase de embarcaciones –y que poseían un amplio historial delictivo en relación al transporte de drogas–. Con el fin de camuflar sus viajes, traslados y movimientos inscribían los veleros en regatas y pruebas deportivas.

Con los datos que habían recabado, los investigadores realizaron un dispositivo en mar y tierra para lograr la desarticulación total de la organización. La embarcación abordada cuenta con 18 metros de eslora y cinco de manga, y puede alcanzar una velocidad superior a los 20 nudos. De esta forma, el abordaje fue realizado en el océano Atlántico por agentes del GEO y funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, quienes se enfrentaron a una intervención tildada «de extrema peligrosidad», según indican desde la Policía Nacional, y que finalizó con éxito y la detención de los tres tripulantes, así como la intervención de una tonelada de cocaína oculta en el interior del casco.

La droga (1.018 paquetes de un kilogramo de clorhidrato de cocaína), iba oculta en un doble fondo situado junto a los depósitos de gasolina, un lugar «de muy difícil acceso» y disimulado de tal modo que era «indetectable» con una simple inspección o sin fracturar los paredes de fibra de vidrio que conformaban el casco del velero.

Las detenciones del Atlántico fueron complementadas con el arresto de otras cinco personas en la provincia de Málaga, donde se llevaron a cabo los registros. La Policía Nacional se incautó de diez kilogramos de ketamina, 65.000 euros en efectivo, tres vehículos de alta gama, diversa documentación relacionada con el blanqueo de capitales, teléfonos móviles, ordenadores y equipos electrónicos y de comunicación. Además, se han bloqueado cuentas y se ha ordenado la prohibición de enajenar varios inmuebles por valor de 500.000 euros. Igualmente, durante los registros se ha encontrado documentación que evidenciaba la disponibilidad de diversas embarcaciones, así como la adquisición de repuestos y piezas de las mismas, ropa náutica con inscripciones de la embarcación e inscripciones del velero en regatas.

In this article