La ‘manada de menores’ de Alicante chantajeó a una niña de 15 años con un vídeo durante dos meses

El juez impone a los tres adolescentes involucrados seis meses de internamiento por agresión sexual. Niegan que grabaran las imágenes tras reconocerlo ante la Guardia Civil, publica el Diario El Mundo

El calvario que supuso para la chica de 15 años la presunta violación múltiple y simultánea que denuncia que sufrió por parte de cuatro menores en la Marina Alta, se alargó por un chantaje sostenido en el tiempo a cuenta del vídeo que uno de ellos reconoce que grabó. Según ha podido saber el Diario El Mundo, la chica cuenta en su denuncia que durante dos meses uno de sus agresores estuvo amenazándola con difundir las imágenes en redes sociales o en el centro educativo en el que estudian si no accedía a pagarle los 50 euros que le exigía.



Además, el juez ha impuesto a los tres adolescentes el internamiento en un centro por un periodo de seis meses por un delito de agresión sexual y la prohibición de acercarse a la víctima. Esta decisión se tomó a instancias de la Fiscalía de Menores tras tomarles declaración. Al parecer, y en contra de lo que declararon ante la Guardia Civil cuando fueron detenidos, todos ellos negaron haber tenido relaciones sexuales con la víctima en una zona alejada del núcleo urbano. Pese a ello, la decisión del Ministerio Público, avalada por el juez, fue firme.

Ante los agentes, lo admitieron pero aseguraron que fueron consentidas. Así, también negaron la existencia de un vídeo grabado, tal como reconoció uno de ellos en el Instituto Armado, mientras otros dos tenían relaciones con la chica. Se da la circunstancia de que otro de ellos aseguró a los agentes de la Benemérita que su amigo había grabado el vídeo y que incluso se lo había enviado vía whatsapp tras los hechos.

Sin embargo, ante los fiscales de menores ninguno de ellos reconoció la existencia de esas imágenes. Por tanto, también rechazaron el chantaje que denuncia la joven de que estuvieron dos meses amenazándola con exhibir esas imágenes si no accedía a pagarles.

En su denuncia, la víctima aseguró que tras la presunta agresión sexual, le pidieron el dinero y ella se negó a dárselo. Al parecer, uno de ellos no abandonó este intento y estuvo martirizándola con exhibir las imágenes durante dos meses más. Ella nunca accedió a darle la cantidad que pedía.

Al igual que hicieran en presencia de los agentes del Instituto Armado, cuyos testimonios adelantó el Diario El Mundo, los menores reconocieron que mantuvieron una relación sexual múltiple con la víctima pero aseguraron que fue consentida. Un testimonio diametralmente opuesto al de ella, quien en su denuncia detalló que les pidió que pararan en varias ocasiones y que la dejaran ir. Incluso aseguró que se puso a llorar.

La víctima relató que al principio, cuando intentó zafarse de ellos, uno la golpeó fuertemente lo que le hizo sentir miedo ante su superioridad física y numérica. Según el testimonio que ofreció uno de los adolescentes en la Guardia Civil cuando fue detenido, reconoció que junto a sus tres amigos tuvo relaciones sexuales con la chica en una zona apartada del núcleo urbano en el que residen pero aseguró que fueron consentidas.

Después, también admitió haber grabado un vídeo de varios segundos con su teléfono móvil mientras otro de los chicos mantenía relaciones con la víctima.

Lo que negó es que inmediatamente después, -tal como mantiene la chica- le pidiera 50 euros para no difundirlo ni en redes sociales ni entre los compañeros del centro educativo en el que estudian. La declaración de otro de los implicados revela cómo vivieron ese momento. Dice que después de tener relaciones con la menor se fue del lugar y que más tarde se reencontró con sus amigos que, según él, le dijeron «nos la hemos follado» y después uno de ellos le envió vía whatsapp el vídeo de la presunta agresión. El joven insistió en que lo borró una vez que lo recibió y que no lo difundió.

Precisamente, la Guardia Civil se encuentra en este momento analizando los teléfonos de los tres menores para tratar encontrar esas imágenes. Será un estudio minucioso pues no sólo buscarán el vídeo sino que también analizarán si esas imágenes se compartieron con terceros. Además, también buscarán si hubo conversaciones posteriores vía whatsapp vinculadas a la agresión sexual que la víctima ha denunciado. Los agentes, asimismo, también trabajan con la posibilidad de que los agresores hubieran borrado el vídeo, dado el tiempo que ha transcurrido entre la violación y la denuncia.

En este artículo



The Golden Beach

Podrás disfrutar de una amplia gama de bebidas y cachimbas

Paseo Marítimo Levante, 10, Torre Del Mar, Andalucia

The Golden Beach

Podrás disfrutar de una amplia gama de bebidas y cachimbas

Paseo Marítimo Levante, 10, Torre Del Mar, Andalucia