La Junta detecta irregularidades en la gestión del vertedero de escombros autorizado en Canillas de Aceituno

La Delegación de Desarrollo Sostenible advierte que se están admitiendo residuos para los que no dispone de permiso y la empresa responde que están subsanando las deficiencias y se quejan de que no se controlen los vertidos ilegales en la Axarquía, informa Diario Sur.

La gestión de la planta tratamiento de escombros y el vertedero autorizado situados en la carretera de acceso a Canillas de Aceituno desde 2014 está en el ojo del huracán. La Delegación Territorial de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Málaga, tras diversas visitas desarrolladas por los agentes de esta administración en las últimas semanas, ha tenido constancia de la «actuación irregular» en la gestión de los residuos por parte de la empresa que explota este recinto, Ecoaxar.



Según han informado a Diario Sur fuentes de la Delegación Territorial, están recabando los informes oportunos, dentro del marco de las actuaciones previas, para la apertura de un expediente sancionador, por la gestión de residuos para los que esta empresa «no dispone de la autorización correspondiente». «En estos momentos el procedimiento está en periodo de alegaciones, por lo que esta empresa puede aportar la documentación necesaria y subsanar dicha situación«, han apuntado las fuentes.

Por su parte, el gerente de la empresa, Juan Carlos Florido, ha mostrado a Diario Sur su «enorme sorpresa» por estas inspecciones, «cuando han estado casi seis años sin pasar por aquí y hay numerosos vertidos ilegales en la Axarquía». «No sabemos el porqué, pero desde este año han venido a inspeccionarnos ya varias veces, no tenemos ningún problema en ello, la planta está perfectamente autorizada y estamos cumpliendo con los permisos que nos dieron«, ha manifestado, al tiempo que ha admitido que los posibles vertidos de residuos no autorizados se deben a que »las cubas vienen con todo mezclado y es imposible saber, a priori, si hay algún papel, metal o plástico«.

«Nosotros lo separamos y los valorizamos todo, hacemos el tratamiento de los escombros para obtener los áridos reciclados, que lamentablemente no tienen apenas salida en el mercado en estos momentos», ha explicado Florido, que gestiona también el punto de limpio de La Viñuela. Esta instalación ya fue objeto de otra investigación el pasado junio. «No entendemos porqué nos inspeccionan tanto a nosotros que somos los únicos autorizados en la Axarquía y no se controlan los vertidos ilegales en cauces de ríos, arroyos y barrancos, se están enterrando muchos residuos de noche«, ha expresa José Luis Florido, hermano de Juan Carlos.

«Es cierto que cuando se cerró el vertedero ilegal de Nerja, a partir de 2017, empezamos a recibir más material del que podíamos procesar, por eso ahora hemos pedido una serie de cambios en la autorización que tenemos, para replantear el tratamiento que damos a los escombros«, ha apuntado Florido, quien ha dicho que ya cuentan con toda la maquinaria necesaria para el reciclado. La planta y el vertedero, con unos 30.000 metros cuadrados de superficie, reciben una media de 250 metros cúbicos diarios de residuos de la construcción y demolición. «Un 90% viene mezclado, y el 20% de ello son maderas, metales, sacos vacíos y plásticos», ha detallado.

Críticas ecologistas

Por su parte, los ecologistas han advertido ya en varias ocasiones en los últimos años de que el espacio en el que fue concebido este vertedero autorizado por la Junta en la carretera comarcal de acceso a Canillas de Aceituno «no es el adecuado». «Ya que su espacio es insuficiente para el volumen de residuos admitidos, crea un impacto visual negativo y el acceso es complicado, favoreciendo que muchos quieran acortar sus tareas vertiendo en el río Vélez o en otras zonas de gran valor natural«, ha asegurado el portavoz del Gabinete de Estudios de la Naturaleza (GENA)-Ecologistas en Acción de la Axarquía, el biólogo veleño Rafael Yus.

En este sentido, los ecologistas dudan que a la instalación se le pueda «llamar planta de tratamiento, ya que en realidad no hay tratamiento sino simple vertido». «De ahí que lo máximo que se puede admitir de esta planta es que sea un vertedero controlado. Por lo acontecido con la Junta de Andalucía podemos deducir que están investigando si eliminan los productos tóxicos que suelen ir mezclados, como las pinturas, disolventes, e incluso restos de uralita, un material rico en amianto«, ha apostillado Yus. Por su parte, Florido ha replicado que »en ningún caso« aceptan residuos con amianto.

In this article



Restaurante Marisquería Bar Negri

Restaurante con tradición de casi 40 años. Nuestras gambas son conocidas en el mundo entero

Paseo Larios, 14, Torre del Mar