La explosión de Beirut produjo un cráter de 43 metros de profundidad

La enorme explosión en el puerto de Beirut generó un cráter de 43 metros de profundidad, según recoge SUR.

La deflagración del martes, de una virulencia extrema, devastó barrios enteros dejando a más de 300.000 personas sin hogar y causó más de 150 muertos y 6.000 heridos y decenas de desaparecidos. El origen está en la explosión de un almacén que contenía 2.750 toneladas de nitrato de amonio desde hace seis años, según el primer ministro libanés Hassan Diab «sin medidas de prevención».



El Instituto Estadounidense de Geofísica (USGS) con sede en Virginia, había indicado que la intensidad de la explosión fue la de un sismo de magnitud 3,3 en la escala de Richter. A título compartivo, la explosión en 1962 de una bomba atómica de 104 kilotones en el lugar de ensayos nucleares de «Sedan» en Nevada (oeste des Estados Unidos), dejó un cráter de cerca de 100 metros de profundidad.

El espectacular atentado que mató al entonces primer ministro Rafic Hariri en 2005, realizado con una camioneta cargada de explosivos, dejó un cráter de diez metros de diámetro y dos de profundidad, según la web del Tribunal Especial Internacional.

In this article