La autopsia confirma que Gabriel murió estrangulado el mismo día de su desaparición

La Guardia Civil sospecha que la asesina de Gabriel Cruz no actuó sola. También se ha sabido ahora que una hija de Ana Julia falleció en Burgos al caer desde una ventana cuando tenía 4 años.

La autopsia del pequeño Gabriel desvela que el niño murió asfixiado por estrangulamiento el mismo día de su desaparición, según ha podido saber EL MUNDO de fuentes de la investigación.

Tras 12 días con el alma en vilo, agentes de la Guardia Civil detuvieron ayer a Ana Julia Quezada en la localidad de Vícar (Almería), a unos 60 kilómetros de Las Hortichuelas. La pareja del padre de Gabriel Cruz fue sorprendida mientras trasladaba el cadáver del niño en el maletero de su coche. El cuerpo tenía restos de barro y se encontraba envuelto en una manta.

Según ha informado el Ministerio del Interior, Ana Julia Quezada Cruz, a la que la Guardia Civil interrogó el pasado miércoles, fue detenida cuando transportaba el cadáver en el maletero de su coche desde un pozo en el que se encontraba hasta otro lugar donde pretendía esconderlo. La arrestada había acudido a por el cuerpo del pequeño tras haber acercado al padre del menor a otra zona de Almería.

El resultado de la autopsia es clave para determinar qué pasó durante las últimas horas de vida del niño, al que se perdió el rastro el pasado 27 de febrero cuando salió de casa de su abuela para ir a jugar a una casa a unos 100 metros de distancia, pero nunca más volvió. Ana Julia se convirtió en sospechosa desde el principio para la Guardia Civil al no tener una coartada clara en el momento de los hechos y al asegurar que había perdido su móvil en dos ocasiones. Pero todas las miradas se posaron en ella cuando apareció la camiseta blanca del niño, que contenía restos de ADN de Gabriel. La ahora detenida aseguró haberla encontrado en uno de los rastreos en que participó, pero el punto del hallazgo, cercano a las balsas de la depuradora de Las Negras, ya había sido peinado sin resultado positivo. La camiseta, además, estaba seca y aunque esa mañana lució el sol en Almería todos los días anteriores habían sido de lluvia intensa.

La aparición de la camiseta forzó a la Guardia Civil a rastrear en el interior de las balsas sin resultado alguno y durante los dos días que duró la búsqueda los interrogantes en torno a la prensa y las circunstancias de su hallazgo incomodaban al entorno de la familia. El pasado miércoles, Ana fue citada en la Comandancia de Almería, en un encuentro que fuentes de la investigación calificaron como “rutinario”, mientras los portavoces de la familia negaban rotundamente una cita que confirmó Interior.

Patricia Ramírez, la madre de Gabriel, ha manifestado que siempre sospechó de ella: “Yo tenía la esperanza de ablandarla y de que se viniera abajo. De que en algún momento lo soltara. Por eso, apelábamos a su conciencia en nuestras comparecencias. Yo temía que fuera así. No se podía decir nada ni hacer nada, porque era parte de la investigación y podría perjudicar al chiquillo”, ha asegurado la madre ante los micrófonos de la Cope.

A medida que se van despejando las incógnitas, falta por determinar si ha habido complicidad de otras personas y el móvil. Los agentes sospechan que la detenida no actuó sola y manejan dos hipótesis principales: la pasional, por los celos por el cariño de Ángel -el padre-, con el que convivía desde hace algo más de un año, o por una mala relación con el pequeño; y la económica, por si el secuestro inicial de Gabriel hubiera estado motivado por el deseo de reclamar un rescate a la familia.También se ha sabido ahora que una hija de Ana Julia falleció en Burgos al caer desde una ventana cuando tenía 4 años. El caso fue considerado muerte accidental y fue archivado, aunque, según ha manifestado el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ahora se revisará para que ver qué es lo que ha pasado.

En este artículo



Carnicería Elvi

Desde 1982 carnes de primera calidad de elaboración propia

Calle Infantes, 6, Torre del Mar

Carnicería Elvi

Desde 1982 carnes de primera calidad de elaboración propia

Calle Infantes, 6, Torre del Mar