LA AMPA del colegio Reñidero de Vélez-Málaga denuncia un nueva plaga de Pulgas

Según informa el diario ABC, las pulgas han vuelto al colegio Augusto Santiago Bellido («Reñidero») de Vélez-Málaga. Los partes médicos de los pequeños, que presentan picaduras, evidencian que el problema vuelve a instalarse en las aulas de este centro educativo. Según la Asociación de Padres, desde la última crisis a mediados de noviembre, se han vuelto a dar una docena de nuevos casos. El colegio lleva un registro de las nuevas picadoras y, cada vez que aparece un niño con un parte médico por este problema, da aviso al Consistorio –según informa el AMPA–. El problema sigue estando en la parcela abandonada aledaña a este centro, pese a que ya se ha actuado por parte del Ayuntamiento. «Fumigaron el terreno que da los problemas, pero no dentro del colegio», explica Irene Peña, presidenta del AMPA «Reñidero».

Al no fumigar dentro del colegio, la plaga ha vuelto a reproducirse, puesto que no se ha atajado el problema en todos sus focos. Los padres exigen una solución definitiva para que los niños puedan ir al colegio «sin riesgos». «Tienen que fumigar en los dos sitios. Hasta que no resuelvan este problema vamos a seguir protestando», apunta Peña, quien cada sesión plenaria se enfunda su camiseta morada, denunciando la situación, y acompañada de un grupo de madres y alumnos se plantan en el salón de plenos de Vélez-Málaga para exigir una solución. «No queremos que nos dejen caer en el olvido», remarca esta madre, que recuerda como en el momento más álgido de la crisis fue desalojada por el alcalde, Antonio Moreno Ferrer (PSOE), junto con otras 200 personas, mientras el regidor negaba la existencia de las pulgas.

Tras aquel incidente, el Ayuntamiento tuvo que actuar. Hasta ese momento, había llevado a cabo un plan de choque térmico contra lo que denominó «un pequeño foco». Se trataba de regar con agua caliente la parcela para eliminar las concentraciones de pulgas, pese a que los padres estaban denunciando también la presencia de ratas. Pero todo se agravó. Intercedió hasta el colegio, que vio cómo se quedaba prácticamente vacío porque los padres se negaron a llevar a sus hijos a clase. En 15 de las aulas había niños con problemas de picaduras y el Consistorio tuvo que fumigar. Lo hizo el pasado 14 de noviembre, pero los técnicos municipales no detectaron pulgas dentro del centro y todo se desarrolló en la parcela adyacente.




Limpiezas a domicilio Ecowash

Cien por cien limpieza, cero por ciento consumo de agua. Soluciones personalizadas

Torre del Mar

Limpiezas a domicilio Ecowash

Cien por cien limpieza, cero por ciento consumo de agua. Soluciones personalizadas

Torre del Mar