IU vuelve a exigir en pleno que las subvenciones municipales dejen de otorgarse con carácter discrecional a los colectivos sociales

La situación que genera el actual modelo de subvenciones municipales provoca disparates como el que se dan entre los dos comedores sociales de Vélez-Málaga

Nuevamente pone Izquierda Unida en la agenda municipal la necesidad de democratizar las ayudas y subvenciones a las entidades y asociaciones que desarrollan su actividad social y colaborativa en nuestro municipio.

De cara al próximo pleno, la coalición de izquierdas vuelve a solicitar la necesidad de que se aplique el criterio de la equidad en base a la concurrencia competitiva que deben regir las subvenciones que el Ayuntamiento de Vélez-Málaga otorgue a los colectivos.

Para evidenciar la necesidad de aplicar la ordenanza que regula las subvenciones municipales, la viceportavoz de IU se ha trasladado hasta el Comedor Solidario ATIS, donde cada día se distribuyen más de 160 menús a familias que no disponen de los recursos económicos necesarios para hacer frente a lo más básico, su alimentación.

“Como la realidad social de muchas familias no ha cambiado para mejor, desgraciadamente, y la precariedad, las bajas pensiones y el desempleo continúan haciendo estragos en Vélez-Málaga, hemos normalizado la existencia de dos comedores sociales. El anteriormente citado y el gestionado por Emaús que dan respuesta a la precariedad social pero con una diferencia sustancial en cómo lo hacen en base a la irregular fórmula de ayudas municipales”, explicaba la portavoz de IU, Alicia Pérez.

Y, añade la concejala que, “aunque no se trata de generar enfrentamiento entre estos colectivos, nada más alejado de nuestra intención, sí es necesario poner en evidencia cómo el gobierno municipal beneficia o ignora a los colectivos y asociaciones a través de un uso absolutamente discrecional de las subvenciones”

Para ilustrar esta situación que se viene prolongando desde hace años, anteriormente con el gobierno del PP y ahora con el actual tripartito, la formación de izquierdas ha dado las cifras de la cantidad con la que el Ayuntamiento subvenciona a uno y otro comedor. Mientras que el comedor social Emaús, con una media de 250 usuarios, según las cifras de la Concejalía de Servicios Sociales, recibe una subvención anual de 45.000 euros, el comedor solidario ATIS, que distribuye menús diarios a más de 160 usuarios, ha recibido 3.000 euros.

Pero si esta discriminación es intolerable, en igual o mayor medida lo es para otros colectivos que, realizando una labor tan determinante como es el caso de ACTEA-Axarquía, de apoyo a los niños con enfermedad del espectro autista, no han percibido ningún apoyo institucional, ni económico ni de ningún tipo.

Esta discriminación y desorden heredado “pensábamos acabaría con el nuevo gobierno porque no se trata de alimentar redes clientelares, ni jugar con el dinero de todos a capricho de algunos, ni mantener situaciones que responden únicamente a criterios partidistas, se trata de distribuir equitativamente los recursos municipales a aquellos colectivos que están trabajando para atender problemáticas de personas a las que el Estado no da respuesta”.

Para IU, esta vergonzante situación en la discrecionalidad con la que que el actual gobierno mantiene la concesión de subvenciones no puede prolongarse durante más tiempo de ahí que, una vez más, vuelvan a llevar al próximo pleno, la propuesta para que, en estos presupuestos que aún se están elaborando, se establezca la partida destinada a estos fines y se ponga en marcha la convocatoria de subvenciones 2018 en base a los criterios generales establecidos en la Ordenanza General de Subvenciones.

En este artículo



Torrenigma

Una Sala de Escape única en su clase ahora en Torre del Mar

Calle Isidoro Rivas, 3, 29740 Torre del Mar

Torrenigma

Una Sala de Escape única en su clase ahora en Torre del Mar

Calle Isidoro Rivas, 3, 29740 Torre del Mar