Hoy se cumple 25 años del accidente que le costó la vida a Ayrton Senna

Hace ya 25 años.  El legendario piloto brasileño, Ayrton Senna, considerado por muchos como el más grande de todos los tiempos (pero también uno de los más agresivos), murió a mediodía del 1 de mayo de 1994, cuando estrelló su Williams contra la curva del Tamburello del circuito Enzo y Dino Ferrari de Imola (Italia), según cuenta 20 Minutos.

La causa del accidente, oficialmente, fue la rotura de la barra de dirección, que le golpeó en el casco. Pese a los intentos del doctor Sid Watkins en revivirle, Senna estaba ya muerto cuando el responsable médico de la FIA llegó. No obstante, no se certificó su deceso hasta que llegó al hospital. 25 años después, la Fórmula 1 es muy distinta hoy a la que dejó ‘Magic’. El piloto que decía ver a Dios en las curvas de Mónaco sigue ostentando en la mente de muchos el estatus de ídolo por encima del resto, de hombres como Michael Schumacher o Lewis Hamilton, que le han superado en victorias y títulos. La ascendencia de Senna sobre lo que llegó después fue muy alta, ya que su muerte supuso el cambio radical de las normas de seguridad en la competición.



Desde su muerte, sólo Jules Bianchi ha perdido la vida por un golpe en un Gran Premio de Fórmula 1, algo que en años precedentes a la muerte del tricampeón brasileño era impensable. El homenaje que nunca sucedió, en Montmeló Aquel fin de semana de 1994 en el Gran Premio de San Marino fue fatídico por partida doble. Roland Ratzenberger, del equipo Symtek, murió el día anterior por un fuerte accidente también, lo que hizo que Senna guardase en su bolsillo una bandera austriaca para homenajearle si subía al podio.

Nunca llegó a producirse dicho homenaje, y en la próxima carrera de Fórmula 1 de este 2019 van a intentar resarcirle. Desde el Circuit de Barcelona-Catalunya van a rendir tributo a los dos pilotos, especialmente a Senna, con varios actos. El primero será la inauguración de una escultura a tamaño real de Ayrton Senna, creada por el escultor y retratista británico Paul Oz, y que muestra al brasileño en el cockpit de un Fórmula 1. En la misma exposición en el Palau Robert de Barcelona, también habrá una exposición de 15 monoplazas históricos. Será el podio de la carrera el escenario donde se vivirá el recuerdo más especial. Al ganador le entregarán una bandera austriaco-brasileña que lucirá en lo más alto del cajón, para cumplir así con el homenaje de Senna a Ratzenberger que no pudo hacer. Además, dicha enseña se instalará a media asta en la entrada del Circuit e irá subiendo a medida que aumente el uso del hashtag #elhomenajequenuncasucedio.

 

En este artículo



Mi Lucero, fabricantes de ropa infantil

Nuestras prendas no solo las usan los niños de la Casa Real Británica

Calle Placeta, 16, Canillas de Aceituno

Mi Lucero, fabricantes de ropa infantil

Nuestras prendas no solo las usan los niños de la Casa Real Británica

Calle Placeta, 16, Canillas de Aceituno